Economía

Obama prohíbe extraer crudo en bahía de Alaska

A través de un video, el mandatario estadounidense indicó 134 mil 600 kilómetros cuadrados de Alaska serán retirados de consideración para arrendamientos petroleros debido a que esta zona aporta 2 mil millones de dólares a la industria de pesca comercial de la Unión Americana.
AP
16 diciembre 2014 22:48 Última actualización 16 diciembre 2014 22:48
Alaska

Obama ordenó dejar fuera de arrendamientos petroleros a varias regiones de Alaska. (Bloomberg)

ANCHORAGE.-  El presidente Barack Obama anunció hoy que ordenó proteger más de 134 mil 600 kilómetros cuadrados de aguas cercanas a Alaska para que no se busque ni extraiga petróleo o gas allí.

En un video, el mandatario dijo que la Bahía de Bristol y aguas cercanas, las cuales abarcan un área casi del tamaño de la Florida, serían retiradas de consideración para arrendamientos petroleros. Calificó la Bahía de Bristol como uno de los recursos naturales más grandiosos del país y un enorme motor económico.

"Se trata de algo que es demasiado preciado para nosotros como para ponerlo al alcance del mejor postor", señaló Obama.


La Bahía de Bristol ha sostenido a los estadounidenses nativos en la región de Alaska durante siglos, dijo. "Sustenta aproximadamente 2 mil millones de dólares en la industria de pesca comercial", indicó Obama. "Suministra a Estados Unidos 40% de los mariscos capturados".

La bahía se encuentra al norte de la península de Alaska, que se extiende hacia el oeste del estado donde comienza el archipiélago de las Islas Aleutianas.

Los arrendamientos petroleros vendidos ahí a mediados de la década de 1980 fueron recuperados en 1995 a un costo de 95 millones de dólares a costa de los contribuyentes después del derrame del buque Exxon Valdez, dijo Marilyn Heiman, directora del Ártico estadounidense para el grupo sin fines de lucro Pew Charitable Trusts.

Los sitios de pesca en el mundo están en declive, pero en la Bahía de Bristol están muy bien manejados, son de los más productivos en el planeta y vale la pena protegerlos, agregó.

"Ésta es una de las decisiones de protección del océano más importantes que haya tomado éste o cualquier presidente", opinó Heiman.

El gobernador Bill Walker dijo que las aguas de la Bahía de Bristol alimentan a procesadoras de pescado de gran importancia en todo el mundo.

"Espero con gran expectación trabajar conjuntamente con el gobierno federal, en el mejor interés de Alaska, para desarrollar económicamente y de manera segura regiones y aguas de alta mar del estado en materia de petróleo y gas", dijo Walker en un comunicado. "Sin embargo, la Bahía de Bristol no es ese lugar".