Economía
entrevista
María Contreras-Sweet, Directora de la SBA

“Nunca imaginé
ser parte del gabinete”

María Contreras, quien llegó a Estados Unidos cuando tenía cinco años, fue nominada por Barack Obama para la Administración de Pequeños Negocios de ese país, organismo que hoy dirige; hoy señala que estas empresas son el motor de la economía norteamericana.
Karla Palomo/Corresponsal
26 marzo 2015 23:34 Última actualización 27 marzo 2015 14:15
maría contreras

Los pequeños negocios son el motor de la economía estadounidense, aseguró María Contreras-Sweet. (EFTV)

NUEVA YORK.- María Contreras-Sweet, nacida en Guadalajara, México, llegó a Estados Unidos cuando tenía cinco años. Hoy es considerada una de las mujeres latinas más poderosas de Estados Unidos y desde hace más de un año dirige la Administración de Pequeños Negocios, conocida por sus siglas en inglés como SBA, luego que el presidente Barack Obama la nominara al puesto.

“Me llamó el presidente y me ofreció la posición de que sea un miembro del gabinete, entonces me da mucho orgullo, un sueño que nunca me podía imaginar que iba a tener”, dijo Contreras-Sweet quien se convirtió en el segundo hispano en el gabinete de Obama además del secretario del trabajo Thomas Pérez.

En una entrevista con El Financiero Bloomberg TV, recuerda “el concepto que yo podía nacer en otro país y como me decía mi abuelita, aunque hemos sido nosotros inmigrantes, algún día puedes trabajar quizás en alguna oficina y quizás ser secretaria, pero yo creo que nunca se imaginó que iba a tener un puesto de oficina y ser secretaria, pero del gabinete del Presidente de los Estados Unidos”.

Antes de ganarse la confianza del presidente Obama, Contreras-Sweet se destacó en el sector público y privado. Entre 1999 y 2003 fue secretaria de la Agencia de Negocios, Transporte y Vivienda de California y también fue la primera hispana en servir como secretaria del gabinete estatal.

“Entonces lo que hice después de ese puesto fue empezar un banco para nuestra comunidad y lo manejé como dicen, más o menos bien”, indicó Contreras-Sweet quien fundó ProAmerica Bank, una institución financiera para asistir a los pequeños negocios de origen latino.

La funcionaria quien en sus comienzos en Estados Unidos trabajó limpiando casas y cuidando niños, reconoció que los pequeños negocios son el motor de la economía estadounidense, ya que generan más de la mitad de los empleos en el país.

“Ahorita, no más viendo la población y lo que representa, por ejemplo, cuando yo estaba en Los Ángeles, uno de cada dos nuevos emprendedores eran hispanos, entonces nuestros números son muy poderosos”.

Es por ello que apoya las medidas de inmigración del presidente Barack Obama.

“Nosotros estamos luchando y haciendo todo lo que podamos hacer para ayudar a la comunidad, porque si están viviendo aquí y contribuyendo mucho a nuestra economía, hay que darles su lugar propio y es lo que quiere hacer el Presidente. Pero lo que me dicen los emprendedores, todos los negocios que he visitado por todo nuestro país es que las leyes pasen para poder conseguir al trabajador que necesitan tanto en sus empresas”.

Contreras-Sweet atribuyó su éxito a su abuelita Emilia y expuso que siempre lleva consigo el consejo de oro que le brindó. “Cuando llegues allá a los Estados Unidos, acuérdate que estamos ahí para levantar a todos”.

Enfocada en ayudar a la comunidad y sobre todo a las mujeres que luchan por su superación personal y destacarse en el mundo de los negocios, Contreras-Sweet compartió valiosos consejos.

“Primeramente, tengamos un sueño grande. Hay veces que nuestros sueños son pequeños, entonces lo que veo es que las grandes corporaciones son hechas muchas veces por los hombres, yo quisiera ver muchas más mujeres emprendiendo negocios que puedan crecer a más grande. Por ejemplo si tenemos un salón de belleza cómo podemos hacer una cadena de salón de bellezas, cómo lo podemos engrandecer para ofrecer más empleos para más personas”.

También recomendó a las mujeres solicitar ayuda para manejar sus negocios efectivamente. “Porque nunca lo podemos hacer solos, es muy difícil. Yo nunca he tenido vergüenza de pedir ayuda, siempre estaba preguntado a otras personas que habían tenido más éxito que yo”.

Y tercero, aconsejó a las mujeres emprendedoras conseguir el mejor financiamiento para su negocio. “Cuando uno va a conseguir el capital para darle el gas al negocio es importante saber que estamos consiguiendo el mejor préstamo a los mejores intereses”.

Entre sus planes futuros, está conectar a las mujeres emprendedoras de América con las de EU.