Economía

Nuevos bancos incursionarán
en el mercado: CNBV

El sector financiero mexicano ha enfrentado complicaciones en los dos últimos años, admitió Jaime González Aguadé, presidente de la CNBV, quien dijo que no obstante, próximamente podrían entrar en operación tres o cuatro bancos nuevos debido al interés por incursionar en él.
Jeanette Leyva
16 marzo 2015 22:51 Última actualización 17 marzo 2015 5:5
Banco

Próximamente podrían abrir cuatro nuevos bancos, indicó la CNBV. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El sistema bancario no presenta ningún “foco rojo” en su operación ya que se encuentra en constante supervisión y cumple con los más altos niveles regulatorios de Basilea III.

Prueba de ello, es que existe el interés de nuevos inversionistas de incursionar en el sector bancario, por lo que próximamente podrían entrar en operación tres o cuatro bancos nuevos, indicó Jaime González Aguadé.

El presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) reconoció que los dos últimos años han sido complicados para el sector financiero en general, al tener que hacer frente a los problemas que ocasionó Oceanografía a Banamex, la quiebra del Banco Bicentenario y el fraude de Rafael Olvera a Ficrea, principalmente, pero existen condiciones para que entren nuevos jugadores, ya que aún se tiene una baja penetración del crédito.

La regulación con la que deben cumplir los bancos en México es amplia, por lo que el funcionario no descartó que entre bancos de menor tamaño se pueda presentar un proceso de fusiones o adquisiciones.


En el marco de la próxima 78 Convención Bancaria, que se realiza esta semana en Acapulco, explicó que el financiamiento otorgado por los bancos ha crecido por encima del crecimiento del país, por lo que el crédito se está en línea para alcanzar la meta del 40 por ciento como proporción del Producto Interno Bruto (PIB).

González Aguadé aseguró que la supervisión en el sector bancario se ha realizado de forma adecuada, y una muestra es que la mala operación del banco Bicentenario fue detectada y se emitieron las alertas tempranas.

En el caso de la Sofipo Ficrea “fuimos nosotros quien detectamos el fraude, gracias a la supervisión, y en el caso de Actinver en el que un empleado no ingresó los depósitos de sus clientes son casos aislados y nadie lo pudo ver, cuando alguien está haciendo un fraude en una sucursal lo que tiene que funcionar muy bien son los sistemas de controles internos de los bancos”.

Destacó que con la Reforma Financiera se generaron nuevos esquemas y manuales en materia de prevención de riegos, algunos todavía en proceso de ajuste.

Ante la necesidad de que la penetración bancaria crezca, no descartó que ante la homologación regulatoria que podrían sufrir las Sofipos -tras el fraude de Ficrea- las figuras de mayor tamaño puedan ser encaminadas a bancos populares.