Economía

Nuevo León encabeza
uso de gas natural vehicular en México

A través de una alianza firmada por Gas Natural Fenosa con la Semarnat, Monterrey se convertirá en la ciudad con mayor infraestructura de gas natural para uso vehicular.
Notimex
23 abril 2014 19:0 Última actualización 23 abril 2014 19:4
Monterrey

(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Inversionistas de Nuevo León construirán dos nuevas estaciones de suministro de gas natural comprimido para uso vehicular con más de 60 millones de pesos, con lo que la entidad tomará el liderazgo en esta materia a nivel nacional.

Lo anterior lo dio a conocer Gas Natural Fenosa, al anunciar la alianza que establecieron los inversionistas con esta firma y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para llevar a cabo este proyecto.

Expuso que de esta manera Monterrey se convertirá en la ciudad del país con la mayor infraestructura de gas natural para uso vehicular, tanto en número de estaciones de compresión como en unidades de transporte que utilizan este combustible.

Con ello se busca contribuir a mejorar la calidad del aire y reducir las emisiones de compuestos de efecto invernadero, mediante combustibles más eficientes, programas de movilidad sustentable y la eliminación de apoyos a usuarios de combustibles fósiles.

En la actualidad, refiere en un comunicado, en México operan un total de 12 estaciones de gas natural vehicular, de las cuales cuatro están en Monterrey, por lo que al sumarse estas dos nuevas el país contará en total con 14 terminales de despacho.

El director de Mercado Industrial y Soluciones Energéticas de Gas Natural Fenosa, René Sánchez Medina, dijo que con el arranque de 170 unidades nuevas de la automotriz coreana Huyndai en Monterrey circularán ahora 250 vehículos que usan gas natural vehicular.

Las estaciones de compresión y despacho de gas natural se ubicarán en Santa Catarina y Monterrey, en zonas estratégicas para suministrar el combustible a rutas urbanas que recorren el área metropolitana de esa zona urbana.

La operación diaria de estos 170 autobuses a gas natural permitirá un ahorro en términos de ecología y medio ambiente de casi mil 450 toneladas de monóxido de carbono, unas 438 toneladas de hidrocarburos pesados y 57 toneladas de material particulado.