Economía

Nueva York tendría ‘fuga’ de millonarios con nuevo plan fiscal de EU

La ciudad podría perder algunos de sus residentes si se aprueba la reforma fiscal que actualmente analiza el Congreso, ya que ésta podría eliminar la deducción de impuestos a la renta estatales y locales.
Bloomberg
28 noviembre 2017 0:31 Última actualización 28 noviembre 2017 5:5
new york

La ciudad estadounidense podría enfrentar un límite en la deducción del impuesto a la propiedad. (Unplash)  

La Ciudad de Nueva York podría perder algunos de sus residentes de mayores ingresos si la reforma fiscal que avanza en el Congreso se promulga, según estimaciones de Goldman Sachs Group.

El análisis inicial sugiere que la legislación “podría reducir la cantidad de personas con mayores ingresos en la Ciudad de Nueva York” entre un dos a un cuatro por ciento, escribieron economistas de Goldman dirigidos por Jan Hatzius en un informe fechado el 24 de noviembre.

El detonante sería una disposición que restringe la capacidad de los contribuyentes para deducir los impuestos que pagan a las autoridades estatales y locales, lo que afectaría desproporcionadamente a lugares con tasas relativamente altas.

Los precios de las viviendas en Estados Unidos también podrían disminuir en un uno por ciento a un tres por ciento, dice Goldman, a través de los efectos del costo del capital relacionados con una restricción propuesta de las deducciones del impuesto a la propiedad.

“Ahora esperamos una derogación de la deducción federal de los impuestos a la renta estatales y locales, así como un límite de 10 mil dólares en la deducción del impuesto a la propiedad”, escribieron los economistas de Goldman mientras el Senado se prepara para votar su versión de la reforma tributaria. “El aumento de la brecha tributaria entre las áreas de impuestos altos y bajos puede aumentar moderadamente las mudanzas hacia este último”.

La medida ayudaría a financiar algunas de las reducciones de impuestos federales que han propuesto los republicanos, incluidas las tasas corporativas e individuales. Los economistas de Goldman dijeron que el impacto agregado en los estados y las autoridades locales “probablemente sería pequeño” a menos que aumentara la presión sobre esas administraciones para que reduzcan significativamente sus propias tasas.

“Estos cambios podrían crear desafíos fiscales adicionales para las áreas de impuestos altos, algunas de las cuales ya enfrentan problemas estructurales de financiamiento de pensiones”, dijeron los economistas de la firma financiera.