Economía

Nueva megafábrica de celulosa en Uruguay impulsará PIB en 1%

El presidente de Uruguay José Mujica inauguró la fábrica de pasta de celulosa Montes del Plata, situada a orillas del Río de la Plata, a la que calificó como la fábrica más importante que se ha hecho en el país.
AP
08 septiembre 2014 14:7 Última actualización 08 septiembre 2014 16:33
Etiquetas
   [Reuters] El canciller argentino, Héctor Timerman, convocó al embajador de Uruguay en Buenos Aires para entregarle una nota de protesta.   

[Reuters] 

MONTEVIDEO, Uruguay.- El presidente José Mujica inauguró el lunes la fábrica de pasta de celulosa Montes del Plata que, según el gobierno, impulsará al PBI en más de 1 por ciento en 2015.

La planta, que demandó una inversión de más de 2 mil 300 millones de dólares según el plan de inversión de la empresa, comenzó a construirse a mediados de 2011 y fue concluida en abril de 2014.

Sus propietarios son las empresas chilena Arauco y la sueco-finlandesa Stora-Enso, también dueños de importantes plantaciones forestales en el país. Producirá 1.3 millones de toneladas por año.

"Es la fábrica más importante que se ha hecho en el país. Hay entre 300 y 400 camiones de madera diarios que ingresan ahí", dijo el presidente en una rueda de prensa antes de la inauguración.

La planta, situada a orillas del Río de la Plata en la zona de Punta Pereira, unos 200 kilómetros al oeste de Montevideo, generará exportaciones por unos 700 millones de dólares anuales, según los cálculos del gobierno. El complejo industrial incluye un puerto y una usina para generar electricidad a partir de la madera desechada en el proceso industrial.

El prosecretario de la Presidencia Diego Cánepa dijo el lunes a radio Sarandí que la puesta en marcha de Montes del Plata supondrá que el PBI de Uruguay subirá más de 1 por ciento en 2015 sólo por los efectos de la producción de la planta.

En su discurso en la inauguración, Mujica respondió a quienes lo critican porque Montes del Plata funciona dentro de una zona franca, libre de impuestos.

Dijo que cuando asumió la presidencia "la primera y desesperada preocupación que nos planteaba la gente de todas partes era trabajo. En esas condiciones decidimos, políticamente, prendernos de un fierro caliente para generar trabajo, porque era eso lo que marcaba la coyuntura de aquel momento, desgraciadamente".

"Si el Uruguay llegara a atravesar por condiciones parecidas, habrá que volverlo a hacer", agregó y señaló que hoy la situación del país ha mejorado.

Durante la inauguración, algunos vecinos de la zona reclamaron mejoras en las rutas y caminos de la zona, que soportan un intenso tráfico de camiones producto de la actividad de la pastera.

Montes del Plata supera en tamaño a UPM, la otra gran pastera uruguaya, centro de un conflicto entre los gobiernos de Uruguay y Argentina, que comenzó en 2006 y todavía continúa.

La instalación de UPM a orillas del limítrofe río Uruguay provocó un serio diferendo entre Uruguay y Argentina que llegó hasta la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que en 2010 permitió seguir operando a la planta al no comprobarse la supuesta contaminación del curso de agua compartido que alegaba Argentina.