Economía

Nominados al BoJ combinan enfoque audaz con cautela

12 febrero 2014 4:58 Última actualización 05 marzo 2013 7:56

 [Bloomberg]Hiroshi Nakaso duda que el banco central puede satisfacer su meta de inflación en 2 años. 


 
Reuters
 
Los nominados por el Gobierno japonés para ocupar los 2 puestos de vicegobernador abiertos en el Banco de Japón (BoJ) ofrecieron el martes visiones contrapuestas sobre la política monetaria.
 
Mientras que uno de ellos describió un camino audaz para cumplir una meta de inflación, el otro se abstuvo de comprometerse con medidas heterodoxas.
 
Las diferentes perspectivas podrían plantear interrogantes sobre el grado de agresividad que tendrá el banco central, en momentos en que el primer ministro Shinzo Abe empuja una reformulación de la gestión de la entidad para alentar iniciativas más activas destinadas a poner fin a años de deflación.
 
El nominado Kikuo Iwata, un académico cuya investigación se centra en las metas de inflación, sugirió que el banco debería comprar bonos públicos de largo plazo para alcanzar su meta de inflación de 2% en 2 años o antes.
 
Iwata declaró que el banco central debe apuntar a bonos con plazos de 5 años o más y que está dispuesto a que tal mandato se cristalice en una ley. Actualmente el BoJ compra bonos de hasta 3 años de plazo.
 
En contraste, Hiroshi Nakaso, un funcionario de carrera del BoJ, dijo que "es difícil" saber si el banco central puede satisfacer su meta de inflación en 2 años y que la política monetaria tiene límites para lo que puede hacer a fin de terminar con casi 20 años de deflación.
 
Los comentarios de Iwata "muestran su compromiso y fuerte determinación con lograr la meta de precios", dijo Yasuo Yamamoto, economista del Instituto de Investigaciones Mizuho.
 
"Nakaso intenta tomar en consideración lo que prevé el gobierno, pero él parece ser más bien cauto en comparación", dijo.
 
Yamamoto consideró que la clave es si Nakaso y otros miembros de la directiva seguirán las recetas más agresivas de Haruhiko Kuroda, el nominado para gobernador del banco central, e Iwata.
 
Iwata y Nakaso estaban hablando en unas audiencias de confirmación en la Cámara baja japonesa.
 
El lunes, Kuroda dijo durante su propia audiencia de confirmación que el BoJ debe esforzarse para lograr su meta de inflación de un 2% en 2 años y que la forma más natural para elevar el estímulo sería comprar bonos del gobierno de plazos más largos.
 
El actual gobernador del BoJ deja el cargo el 19 de marzo, al igual que sus dos vicegobernadores, en el final de sus mandatos.