Economía

No se dejen pisotear: exsecretario de Estado de EU a México

Colin Powell dijo que cuando México se siente a negociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el país debe mostrar sus intereses con firmeza. 
Leticia Hernández | Jeanette Leyva
24 marzo 2017 15:3 Última actualización 24 marzo 2017 15:57
Colin Powell

Colin Powell, exsecretario de Estado de Estados Unidos (Edgar López)

ACAPULCO, Gro.- Hay espacio para renegociar el TLCAN, pero en esa discusión México debe recordar que es un país soberano y "no dejarse pisotear", fue el consejo que el general Colin Powell, exsecretario de Estado de Estados Unidos hizo ante los banqueros reunidos en Acapulco.

El futuro de la relación entre México y Estados Unidos dependerá de la capacidad de ambos países para enfrentar problemas compartidos como el tráfico de drogas y otros temas de seguridad que se pueden resolver, “si hay buena voluntad de ambos países”, dijo.

Durante su conferencia en el último día de los trabajos de la 80 Convención Bancaria en esta ciudad del Pacífico, el exfuncionario estadounidense advirtió que el populismo y el liberalismo no son excluyentes uno de otros como se observa en Estados Unidos, que sigue siendo un país con pluralismo.

Con una visión optimista sobre el futuro, mantiene la expectativa de que gran parte de las promesas de campaña del presidente Donald Trump no podrán concretarse porque en Estados Unidos todavía hay liberalismo y en la relación binacional con México, Powell confía en que los problemas compartidos se pueden resolver con buena voluntad.

“México tiene un 50 por ciento de responsabilidad y Estados Unidos otro 50 por ciento. Nosotros somos la causa del problema de drogas porque las usamos y nunca hemos tenido éxito en reducir su demanda y trabajar con autoridades mexicanas para acortar el volumen de entrada de drogas”.

Al sentarse a la mesa a negociar el Tratado de Libre Comercio de América Latina (TLCAN), México debe representar sus intereses con firmeza, no con una posición de sentirse una parte minoritaria de ese acuerdo y manifestó su comprensión por el descontento de los mexicanos ante los insultos recibidos por el presidente de Estados Unidos.

“Recuerden que son una nación soberana, no piensen que están en una posición minimalista, el gran reto de México no es lo que hace el gobierno de Estados Unidos, es que el pueblo mexicano está muy molesto con Estados Unidos por lo que el gobierno de Trump ha dicho”, apuntó.

Como hijo de migrantes jamaiquinos, nacido y crecido en Harlem, el secretario de Estado durante el gobierno de George W. Bush manifestó abiertamente su apoyo a la población migrante y reconoció el valor que han dado al crecimiento de su país.

“Yo siempre voy a hablar a favor de la migración, los ciudadanos (...) reconocemos la riqueza que los migrantes traen a Estados Unidos. Hay que entender el valor de los inmigrantes en Europa, en Estados Unidos, si no la tuviéramos tendríamos escasez de personal y es por eso que debemos conservarlos”.

“Todos deberíamos tener una actitud de optimismo. Amigos mexicanos tengan fe, ustedes ayudaron a nuestra economía, y creo que el país cerraría si todos los migrantes no estuvieran ahí”, puntualizó.

: