Economía

No hay salida de capitales del país, afirma Carstens

El gobernador del Banco de México no descartó la posibilidad de intervenir en el mercado cambiario de manera discrecional de ser necesario, sobre todo en sesiones muy volátiles. Dijo que estarán atentos a una eventual reversión en los flujos de capitales.
Redacción
20 marzo 2015 10:39 Última actualización 20 marzo 2015 10:53
CARSTENS

“No queremos mandar una señal de que estamos defendiendo un nivel específico de tipo de cambio” del peso frente al dólar, enfatizó Carstens. (Edgar López)

Acapulco.- El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, no descartó la posibilidad de que la Comisión de Cambios del país decida hacer intervenciones discrecionales en el mercado cambiario en jornadas de alta volatilidad.

“No se elimina esa posibilidad”, pero sería una situación extraordinaria y temporal para contener la depreciación del peso frente al dólar, dijo Carstens en conferencia de prensa en el marco de la 78 Convención Bancaria.

Sin embargo, primero hay que actuar en mecanismos basados en reglas, como las subastas diarias de dólares con y sin precio mínimo, que actualmente están en operación.


“No queremos mandar una señal de que estamos defendiendo un nivel específico de tipo de cambio”
del peso frente al dólar, enfatizó Carstens.

El gobernador del Banxico aclaró que toda decisión que se tome en materia cambiaria tiene que ser aprobada por la Comisión de Cambios, que preside el secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

El ajuste de mercado en el tipo de cambio tiende a estabilizar, pues actúa como un mecanismo de absorción de desequilibrios y perturbaciones, dijo.

Carstens también afirmó que por el momento no ha habido una salida de capitales del país, como lo refleja la tenencia de valores gubernamentales por parte de inversionistas extranjeros, que se mantiene en niveles cercanos a sus máximos históricos.

Dijo que las autoridades financieras están atentas a una eventual reversión en los flujos de capitales ante la posibilidad de que la Reserva Federal de Estados Unidos comience a aumentar en algún momento del año su tasa de interés de referencia.