Economía

No hay ambiente óptimo para renegociar TLCAN con éxito: especialistas

Diversos especialistas coincidieron en que aún es pronto para definir si el Tratado de Libre Comercio ha llegado a su fin, aunque coincidieron en que el escenario no es el más favorable en este punto de la relación entre ambos países.
Leticia Hernández
26 enero 2017 16:26 Última actualización 26 enero 2017 16:26
comercio

(Bloomberg)

Determinar si la negociación del Tratado de Libre Comercio entre México y Estados Unidos es ya la crónica de una muerte anunciada es muy pronto pero lo seguro es que el escenario no es el más favorable en este punto de la relación entre ambos países luego de que el presidente Enrique Peña Nieto cancelara su reunión con el mandatario estadounidense, señalaron especialistas en política internacional.

Trump puede cumplir con su deseo de establecer un impuesto de 20 por ciento a los productos mexicanos que ingresen al mercado estadounidense, al menos de manera momentánea, sin que el congreso de ese país lo apruebe, expuso Edwin M. Truman, especialista del Instituto Peterson de Economía Internacional (PIIE).

Ante esa situación, el académico indicó que a México le queda recurrir a instancias internacionales como la Organización Mundial de Comercio (OMC), aunque el caso llevaría años. 




"Trump puede puede hacerlo por lo menos temporalmente, sin un acto del Congreso, pero al final necesitará la aprobación del Congreso y México puede llevar todo esto a la OMC pero eso llevará años", dijo a El Financiero.

La cancelación que hizo el presidente de México de su encuentro con su contraparte en Washington, puede significar sólo un retraso en las negociaciones comerciales pero tarde o temprano ambos países deberán dialogar, expuso.

"Espero que la charla sea amistosa, pero estoy preocupado”, y advirtió que todo esto al final resulta perjudicial para México ya que aunque se pudieran encontrar elementos en la negociación del TLCAN en beneficio de ambas partes, “No sé si la administración estadounidense quiere ir por ese camino”, puntualizó.

“No está claro qué pasará con el TLCAN. Pero no puedo imaginar que ni a México ni a los Estados Unidos sin comercializar el uno con el otro”, señaló Mauro Guillen, Director of The Lauder Institute en The Wharton School.

El especialista consideró que el presidente Peña Nieto hizo lo correcto y que su contraparte estadounidense debió haber esperado a celebrar la reunión y considerar otras opciones para “Asegurar la frontera antes de comprometerse con un muro que será costoso e ineficaz. De cualquier forma Estados Unidos debe llevarse bien con México y viceversa”, dijo a El Financiero.

Lo que se interpreta de este estira y afloja entre ambos presidentes es que el esfuerzo de renegociación de la relación binacional comienza con dificultades, expuso Edward Alden, Senior Fellow del Consejo de Relaciones Exteriores en Washington.

“Ciertamente hay maneras de renegociar el TLCAN que podría beneficiar tanto a Estados Unidos como a México y Canadá. Pero el Presidente Trump parece creer que para que Estados Unidos gane, México debe perder. No es un buen marco para iniciar estas negociaciones”, apuntó.

Económicamente considero que México está en una posición vulnerable dada su dependencia del mercado estadounidense. Para salir adelante México necesitará de la ayuda de miembros del Congreso de Estados Unidos y de compañías estadounidenses que hacen negocios en México, “Y esperar que puedan persuadir al presidente Trump ya sus asesores cercanos de que una campaña para debilitar a México no es del interés de Estados Unidos”, dijo.