Economía

Niveles de hambruna e indigencia aumentan en EU

13 febrero 2014 5:0 Última actualización 20 diciembre 2012 16:34

 
Reuters
 
Los niveles de hambruna e indigencia están creciendo en Estados Unidos, y las discusiones sobre el presupuesto a nivel federal están amenazando la ayuda que muchas personas necesitan para sobrevivir, dijo la Conferencia de Alcaldes de Estados Unidos.
 
En plena temporada navideña de reuniones familiares y cenas corporativas, los alcaldes divulgaron un reporte que arrojó que los pedidos de asistencia de alimentos de emergencia subieron en 21 de las 25 ciudades encuestadas en el 2012 y se mantuvieron al mismo nivel en 3 localidades. Más de la mitad de las ciudades dijo que sus tasas de indigencia aumentaron.
 
Las 25 ciudades consultadas tienen diversas extensiones y grados de riqueza en todas las regiones del país. Las localidades incluyen Boston, Chicago, Cleveland, Dallas, Los Angeles, Salt Lake City y Nashville, Tennessee. Entre aquellos que buscaron alimentos de emergencia, el 51% tenía una familia y el 37% estaba empleado. Casi 1 de 6 personas, el 17%, era de la tercera edad y el 8.5% eran indigentes, según el sondeo.
 
Casi todas las ciudades reportaron un aumento en el número de personas que buscaron alimentos de emergencia por primera vez.
 
El inminente "abismo fiscal" ha generado preocupación entre las personas con ingresos bajos y medios de que los fondos del Gobierno para los programas de seguridad se reducirán a medida que terminan los beneficios de emergencia para los desempleados.
 
El presidente Barack Obama y los líderes republicanos en el Congreso estadounidense están negociando cómo evitar recortes en el gasto y alzas tributarias que entrarían en rigor a inicios del 2013.
 
Los republicanos en la Cámara de Representantes están presionando para reducir unos 16,000 millones de dólares en vales de comida.
 
La recesión del 2007-2009 elevó los niveles de pobreza y desempleo, mientras que las inscripciones para recibir vales de alimentos, que ayudan a cubrir los costos de los productos comestibles, aumentaron.
 
A medida que la recuperación económica se fortalece, la tasa de desempleo ha caído al 7.7% desde un máximo de 10%. Aún así, la tasa de pobreza del país se mantiene en 15% y un récord de 47.7 millones de personas utilizan vales de comida.