Economía

Niegan a Ocenanografía regreso de Osa Goliath

El tribunal de quiebras en México rechazó una petición de Oceanografía para que se le devolviera el barco de servicios petroleros Osa Goliath, el cual trata de vender el el fiduciario noruego Norsk Tilitsmann.
Karla Rodríguez
19 diciembre 2014 15:50 Última actualización 19 diciembre 2014 15:50
osa goliath

(www.oceanografia.com.mx)

Un juez en México rechazó una petición de la naviera Oceanografía, actualmente en concurso mercantil, para que se le devolviera el barco de servicios petroleros Osa Goliath, que fue confiscado por el fiduciario noruego Norsk Tilitsmann, como garantía de pago por un bono de deuda que la compañía dejó de pagar.

“El tribunal de quiebras en México informó que el 11 de diciembre 2014 rechazó la petición para recuperar el barco, debido a que la embarcación no es propiedad de Oceanografia”, de acuerdo con un comunicado emitido por Nordic Trustee ASA.

Según el fiduciario noruego, Oceanografía fundamentó su petición en la “supuesta necesidad de preservar los derechos sobre los activos de la empresa y para mantener su viabilidad”.


Sin embargo Nordic Trustee opinó que la sentencia de la corte de bancarrota en México hizo una valoración correcta sobre la posesión del barco, por lo que apuntó que el OSA Goliath seguirá siendo promovido para su venta a potenciales interesados.

Como se recordará desde marzo de este año Norsk Tillitsmann, fiduciario noruego para algunos de los títulos emitidos por Oceanografía, ha estado abierto a recibir ofertas por el barco OSA Goliath, con la finalidad de recuperar los fondos de los acreedores.

Norsk Tillitsmann ha contratado a Pareto Securities y Pareto JGO Shipbrokers para vender el barco que mandó a incautar el 15 de marzo en aguas de Aruba, a 25 kilómetros de la costa venezolana.

El barco, que está valuado en al menos 200 millones de dólares, y las acciones de la empresa OSA Goliath Pte. Ltd. fueron la garantía de la deuda de 160 millones de dólares respaldada en bonos emitidos por esa misma empresa, subsidiaria de Oceanografía.​

Luego que Oceanografía cayó en impago, ejercieron su derecho de garantía y han buscado cobrarse con el barco el adeudo principal, que junto con los intereses suman aproximadamente unos 200 millones de dólares.