Economía

Nicaragua inicia construcción de
canal interoceánico

La vía interoceánica, que rivalizaría con en Canal de Panamá,
será construida por la empresa china Hong Kong Nicaragua Canal Development Investment; con una extensión de 278 kilómetros, iniciaría operaciones alrededor de 2020.
Reuters
22 diciembre 2014 16:20 Última actualización 22 diciembre 2014 17:56
Canal Nicaragua

La vía interoceánica en Nicaragua estará a cargo de la compañía del empresario chino Wang Jin, cuya sede está en Hong Kong. (Bloomberg)

MANAGUA.- Nicaragua inició el hoy la construcción de una gigantesca vía interoceánica de 50 mil millones de dólares, proyecto liderado por un empresario chino, con el que se pretende rivalizar con el Canal de Panamá y revitalizar a la segunda economía más pobre del continente.

El gobierno del presidente Daniel Ortega dice que el canal de 278 kilómetros, que iniciaría operaciones alrededor del 2020, impulsará un crecimiento económico anual mayor al 10 por ciento y ayudaría a acabar con la pobreza endémica en el país de 6 millones de habitantes.

También podría dar a China una mayor presencia en América Central, una región que durante años ha sido dominada por Estados Unidos, que completó el Canal de Panamá hace un siglo.

La construcción de la nueva vía interoceánica estará a cargo de la empresa con sede en Hong Kong HKND Group (Hong Kong Nicaragua Canal Development), controlada por Wang Jing, un empresario de la telecomunicaciones conectado con la élite política de China.


"Este momento seguramente estará inscrito en la historia. Anuncio que comienza la obra del inicio del gran canal de Nicaragua", dijo Wang Jing en la ceremonia de inauguración de las obras en la costa nicaragüense en el Pacífico, a la que asistió el vicepresidente Omar Halleslevens.

Más de un año después de haber sido anunciado, el proyecto enfrenta un gran escepticismo, con preguntas abiertas aún acerca de quién financiará parte del proyecto, cuán seriamente va a dañar al Lago de Nicaragua y cuánta tierra va a ser expropiada por el proyecto.

"A las embarcaciones les encantaría que esto pasara, pero es un lujo no una necesidad", dijo Greg Miller, un consultor en IHS Maritime.

"Tomando en cuenta lo mucho que esto va a costar, es difícil tomar una postura sobre si se va a realizar o no hasta que haya una señal de si el dinero está disponible o no", añadió.

Funcionarios nicaragüenses dicen que quieren que el canal reciba financiamiento internacional y rechazan la idea de que el Gobierno de China vaya a financiar el proyecto, valuado en aproximadamente cuatro veces el Producto Interno Bruto (PIB) de Nicaragua.

"Este no es un proyecto chino en donde traen a todos los trabajadores, hasta el último clavo y sólo compran un poco de diesel para poner a operar las máquinas que traen", dijo recientemente el secretario para políticas públicas de la presidencia, Paul Oquist.