Economía

Ni blindaje ni garantías para que Napo regrese a México: abogado

El gobierno federal no ha dado garantías para que el líder minero pueda regresar libremente al país, ya que no hay acusaciones contundentes en su contra, explica su abogado.
Zenyazen Flores
28 febrero 2017 23:6 Última actualización 28 febrero 2017 23:7
Gómez Urrutia, Cuartoscuro

El gobierno no se compromete a darle garantías de seguridad, expone el litigante. (Cuartoscuro)

A pesar de que no hay delitos ni averiguaciones previas en su contra, existen riesgos para que el líder del Sindicato Minero, Napoleón Gómez Urrutia, regrese al país, ya que no hay un blindaje ni garantías para su libre retorno, señaló el abogado del dirigente, Marco Antonio del Toro.

"Napoleón hoy no tiene ninguna acusación penal pero el riesgo de que le armen una llegando aquí existe", dijo esta noche durante la presentación del libro de la autoría del dirigente "Antes de la próxima revolución", cuyo costo es de 230 pesos.

El abogado consideró que Gómez Urrutia debe regresar al país pero acusó que, pese a que se han sostenido reuniones con el gobierno y funcionarios de "alto nivel" para blindar el retorno del dirigente, no se han otorgado las garantizas por parte de las autoridades.

"(El gobierno) no se compromete a darle garantías de seguridad. Los sindicatos internacionales han planteado viajar con Napoleón a México, han planteado con las autoridades que deben darle garantías de seguridad", dijo Del Toro, quien también es abogado de la lideresa magisterial Elba Esther Gordillo.

El abogado dijo que la empresa Grupo México ha hecho intentos de crear denuncias a Gómez Urrutia pero no han fructificado y mediante el juicio de amparo se ha dado seguimiento para detectar alguna averiguación o denuncia vigente.

"¿Cuál debería ser el blindaje?, el blindaje debe ser un gobierno transparente y serio donde haya un compromiso de que es un mexicano de que va a regresar a su país sin riesgos, porque buscar de pueblo en pueblo qué juez sacó una orden de aprehensión es difícil", expuso.

Del Toro consideró que "sería lo más racional que este gobierno simple y sencillamente tuviera una conversación con Napoleón y le dijeran que este es su país y que ya no tiene ninguna acusación. Porque las veces que nos han dicho que no hay nada hemos buscado y hemos encontrado algo".

Durante la presentación del libro en Casa Lamm, estuvo presente vía videoconferencia Gómez Urrutia, y de forma presencial estuvo su esposa, Oralia Casso.