Economía

Negociaciones para rescatar a Chipre se paralizan

12 febrero 2014 5:30 Última actualización 24 marzo 2013 17:33

 [Bloomberg] Autoridades europeas y chipriotas sostienen este domingo maratónicas negociaciones en una atmósfera muy tensa. 



AP
 
Bruselas.- Las tensas negociaciones entre Chipre y sus acreedores internacionales sobre cómo el país puede obtener un préstamo por 10,000 millones de euros (12.983 millones de dólares) se atoraron este domingo por el desacuerdo sobre cómo reducir la sobrecapacidad del sector bancario chipriota, dijo un funcionario.
 
Chipre tiene que encontrar una solución para el lunes, de lo contrario esta pequeña isla del Mediterráneo podría irse a la quiebra, lo cual podría obligaría a salir de la zona euro y lanzaría al caos a los 17 países que utilizan la moneda única.
 
Nicosia busca formas de recaudar 5.800 millones de euros (7,500 millones de dólares) para cubrir los requisitos que le permitirían recibir un rescate de la eurozona y el Fondo Monetario Internacional.
 
El Banco Central Europeo ha amenazado con dejar de prestar dinero a los bancos chipriotas el martes si no hay acuerdo.
 
Mientras sigue avanzando el reloj, autoridades europeas y chipriotas sostuvieron el domingo maratónicas negociaciones y la atmósfera era muy tensa.
 
El FMI y la eurozona insisten en que Chipre debe implementar una restructuración aún más radical a su sistema bancario que implicaría la división del instituto financiero más grande del país, Bank of Cyprus, dijo el funcionario chipriota, quien habló a condición de guardar el anonimato porque no estaba autorizado a dar información. 
 
Chipre ya acordó reestructurar el segundo banco más grande, Laiki, que sufrió fuertes pérdidas tras verse afectada a la tóxica deuda griega y otros activos malos.
 
La solución podría ser vital no solamente para la isla. Si quiebran Chipre o sus bancos, las autoridades temen que la falta de confianza podría extenderse a otros países de la eurozona, aumentando el interés de sus bonos soberanos y la fuga de capitales.
 
Chipre "tiene que cumplir su difícil misión para salvar la economía chipriota si no hay acuerdo financiero" para la obtención de créditos, dijo el vocero gubernamental Christos Sylianides en una declaración escrita.
 
El presidente chipriota Nicos Anastasiades y el ministro de Hacienda Michalis Sarris se desplazaron a Bruselas.
 
 
Anastasiades planeaba reunirse con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy y el presidente de la Comisión Europea José Manuel Barroso.