Economía

Negociaciones laborales en Francia se extenderán hasta enero

13 febrero 2014 5:2 Última actualización 20 diciembre 2012 16:38

 
Reuters
 
Las negociaciones sobre las reformas laborales necesarias para impulsar la competitividad económica de Francia se extenderán hasta el próximo año, después de que los sindicatos y los empleadores no lograron un acuerdo antes del plazo límite del jueves, pero ambas partes dijeron que se habían logrado avances.
 
El presidente francés, el socialista Francois Hollande, había instado a ambas partes a llegar a un acuerdo "histórico" antes del 31 de diciembre para enmendar varias disfunciones de la segunda mayor economía de la zona euro: un mercado laboral rígido, un complejo código del trabajo y tensas relaciones laborales.
 
"Logramos avances y hemos decidido volver a reunirnos el 10 de enero", dijo Joseph Thouvenel, un negociador del sindicato moderado CFTC.
 
Un acuerdo es considerado como un elemento central de una campaña mayor por apuntalar la economía, encarar los problemas sociales políticamente sensibles que durante generaciones han evitado los líderes franceses debido a la amenaza de que los sindicatos lideren protestas callejeras.
 
Para evitar un enfrentamiento, Hollande se ha mantenido al margen de cualquier intento por aumentar la semana laboral desde las 35 horas actuales, una iniciativa criticada por muchos sectores de izquierda.
 
Además, en una hoja de ruta del Gobierno para llevar a cabo las negociaciones, Hollande no hizo mención del término "flexibilidad", vilipendiado por los sindicatos.
 
Sin embargo, la posibilidad de lograr un acuerdo antes de fin de año se derrumbó cuando los sindicatos rechazaron el jueves una nueva serie de propuestas por parte de los empleadores, diciendo que no abordan sus demandas para que los contratos de trabajo de corto plazo reciban impuestos mayores que los de largo plazo.
 
En la noche del jueves, negociadores de los sindicatos dijeron que los empleadores necesitaban tiempo para revisar las enmiendas propuestas.
 
"Más allá de los puntos pendientes, hemos hecho enmiendas a todos los artículos que eran problemáticos", dijo Patrick Pierron, negociador del mayor sindicato francés, el CFDT.
 
"Ahora ellos deben respondernos sobre esas enmiendas", sostuvo. "Es por eso que están pidiendo una postergación, que significa que van a necesitar más tiempo y volverán a reunirse con nosotros en enero", agregó.