Economía

Necesarios, 5.7 bdp para viviendas

13 febrero 2014 5:1 Última actualización 27 diciembre 2012 10:25

 
 
Isabel Becerril
 
Para las próximas 2 décadas se requiere edificar 22.5 millones de viviendas nuevas, que demandarán una inversión de 5.7 billones de pesos, equivalente al 38% del Producto Interno Bruto (PIB) de 2011 y que permitirán hacer frente al rezago habitacional que hay en el país, advierte el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).
 
Señala que el gobierno destina en el ámbito habitacional un gasto de 10.4,000 millones de pesos, que representa apenas el 0.3% del costo del rezago que tiene en la materia y que es insuficiente para detonar la inversión requerida para los siguientes 20 años.
 
En un estudio sobre el tema de vivienda, el organismo cupular destaca que en el sexenio de Felipe Calderón, el desarrollo habitacional se desplomó en 8.5% en su crecimiento, con respecto a la administración anterior.


Subraya que mientras en el sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de León, la edificación registró un crecimiento del 7%, en la administración de Vicente Fox Quesada avanzó 19.2% y en el sexenio pasado cayó 8.5%.
 
Pero lo que más preocupa al sector privado, advierte, es la estructura jurídica y la arquitectura vigente, porque obstruye las soluciones y retroalimenta las distorsiones en materia de vivienda.
 
En el documento se advierte que al amparo del Artículo 27 Constitucional y sus leyes federales reglamentarias se detonan procesos y actores que luego no pueden ser controlados y regulados por la falta de desarrollo jurídico e institucional que fortalezca la rectoría del Estado en la materia.
 
Anota que las funciones y facultades gubernamentales en los temas de ordenación territorial y urbana, sustentabilidad y vivienda no tienen una visión integral, porque se ejercen sin criterios de sectorialidad y tienden a confundirse con el desarrollo social y la obra pública, lo que provoca una ineficiencia que retroalimenta la inercia caótica de las ciudades.
 
Desorden


La única inversión del gobierno en materia habitacional es el subsidio que representa el 3.5% de la inversión total anual, lo que es insuficiente para potenciar los capitales en el sector, asevera.
 
Además, ningún ámbito de gobierno invierte en reserva territorial, lo cual dificulta al Estado intervenir en el rumbo y el orden de los asentamientos humanos y participar oportunamente en la formación de los precios de vivienda para abatirlos, precisa.
 
De acuerdo con la información del CCE, que preside Gerardo Gutiérrez Candiani, México ha acumulado por décadas una expansión anárquica de sus ciudades, derivado de una ocupación irracional del territorio y de patrones de expansión de asentamientos humanos sin controles y normas.
 
Observa que hoy el desorden y baja calidad de nuestra vida urbana ofrece un entorno de riesgo al desarrollo humano de la familia, la juventud y la sociedad, ya que en vez de estabilidad, armonía e higiene, propicia conductas antisociales, delincuencia e inseguridad; desarticulación familiar y realojamiento de los valores de convivencia; insalubridad, carencia de servicios y de sustentabilidad.