Necesario un mayor esfuerzo para reducir la deuda pública: CEESP
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Necesario un mayor esfuerzo para reducir la deuda pública: CEESP

COMPARTIR

···
Economía

Necesario un mayor esfuerzo para reducir la deuda pública: CEESP

En teoría la deuda del sector público debería ser menor que el PIB, según el Centro de Estudios del Sector Privado habría un crecimiento real de 2.2% en el saldo histórico de requerimientos financieros del sector público, apenas por debajo del PIB de 2.5%

Leticia Hernández
11/09/2017

En la propuesta de presupuesto federal para 2018 se debe hacer un esfuerzo mayor por reducir todos los compromisos de deuda de todo el sector público ya que el ideal es que la deuda crezca menos que el Producto Interno Bruto (PIB), advirtió el Centro de Estudios del Sector Privado (CEESP).

Bajo sus cálculos, con lo planteado en el documento entregado al Congreso en 2018 habría un crecimiento real de 2.2 por ciento en el saldo histórico de requerimientos financieros del sector público (SHRFSP), un porcentaje apenas debajo del crecimiento del PIB de 2.5 por ciento que utilizó la autoridad hacendaria para calcular el presupuesto.

En su análisis semanal, estima que el SHRFSP -que agrupa a la deuda neta del sector público presupuestario, las obligaciones netas del IPAB, del FONADIN, los asociados a PIDIREGAS y a los Programas de Apoyo a Deudores, así como la ganancia o pérdida esperada de la banca de desarrollo y fondos de fomento- para 2018 ascendería a 10.8 billones de pesos, 4.4 por ciento real inferior a la cifra aprobada para el presupuesto 2017. Pero una aproximación más real es comparar la cifra proyectada para 2018 con la estimada en este año que muestra un crecimiento real de 2.2 por ciento.

En CEESP reconoce que el paquete económico propuesto para el 2018 refleja el compromiso de las autoridades hacendarias de fortalecer las finanzas del país, una vez que mantiene por segundo año consecutivo el objetivo de un superávit primario, en esta ocasión prevé que sea equivalente a 0.9 por ciento del PIB, lo que en términos monetarios significa un superávit de 197.3 miles de millones de pesos.

“Sin embargo, es importante señalar que esta cifra es 19.6 miles de millones de pesos menor a la que se tenía prevista en los Precriterios 2018, lo que puede estar respondiendo a una estimación también más alta para el gasto público, especialmente para el programable”. En su análisis el CEESP identifica que los recursos del gasto programable previstos serán de 90 mil millones de pesos, una reducción de 2.4 por ciento real, mientras que el gasto no programable se incrementará 5.5 por ciento.

Lo ideal es que la deuda crezca menos que el PIB, como se observa, aunque es evidente que la diferencia en las tasas de crecimiento es reducida, por lo que se deben hacer mayores esfuerzos para reducir el monto total de compromisos que tiene el sector público.

“Los esfuerzos van por buen camino, aunque queda mucho por hacer en materia de eficiencia del gasto, sobre todo cuando se aprecia que el gasto de capital vuelve a mostrar un ajuste a la baja respecto a Presupuesto de Egresos de la Federación del año pasado, que en esta ocasión es de 20.9 miles de millones de pesos, equivalente a una disminución real de 3.4 por ciento. 

,,