Economía

Necesario, reducir duración de juicios laborales: Sales Boyoli

Debido a que la capacidad de las juntas de conciliación y arbitraje es insuficiente y es usada para otros trámites, éstas enfrentan rezagos en los juicios laborales, por lo que aún es un reto reducir la duración de estos procesos, señaló el abogado Jorge Sales Boyoli.
Zenyazen Flores
16 marzo 2016 17:5 Última actualización 16 marzo 2016 17:8
Juzgados

Es necesario mejorar la capacidad de las juntas locales de conciliación, señaló Sales Boyoli.  (Archivo/Cuartoscuro)

Los juicios laborales siguen siendo procesos largos, costosos y poco flexibles, por lo que un reto es reducir la duración los procesos que actualmente tienen una duración promedio de 3 años, “lo que hace ver a la justicia como lejana”, señaló Jorge Sales Boyoli, director del bufete Sales Boyoli.

En la Sesión de Actualización 2016: "Retos Laborales ante un entorno volátil”, indicó que la capacidad instalada de las Juntas de conciliación y arbitraje es insuficiente para resolver todos los asuntos vigentes, además, carecen de infraestructura, espacios físicos para conciliar los asuntos y escasean materiales como computadoras y hojas para imprimir los acuerdos.

Explicó que parte del rezago que presentan las Juntas se debe a que han sido utilizadas como ventanillas administrativas, es decir, los trabajadores acuden a ese tipo de tribunales para resolver temas relacionados con las Afore y el reconocimiento de prestaciones de seguridad social.

El litigante consideró que las Juntas han abusado de la conciliación en el sentido de que en ocasiones se utiliza para pactar lo que no es “pactable”, como es el pago de liquidaciones de los trabajadores que a veces los patrones buscan negociar para evitar pagarlas al 100 por ciento.

Sales Boyoli apuntó que la justicia laboral debe atender prácticas desleales que llevan a la simulación de la impartición de justicia, por ejemplo, se simulan abandonos de empleo que en realidad son despidos, “esto es cuando el trabajador abandona el empleo y de pronto llega a la empresa la demanda del trabajador donde alega un despido”.

Otra simulación son los despidos injustificados que simulan renuncias, “esto es las famosas hojas en blanco que son trucos para realizar despidos injustificados, y una simulación más son las ofertas de reinstalación para ocultar un despido injustificado, esto ocurre cuando la empresa despide al trabajador y después lo reinstala, cayendo así en un círculo perverso”.

Sales Boyoli recordó que el gobierno federal convocó una serie de foros sobre la justicia cotidiana y una de sus vertientes es el tema laboral, la cual consideró cae en dos canchas: “la justicia cotidiana es principalmente estatal no federal, y la segunda es que estos problemas se pueden resolver con medidas concretas en juzgados y tribunales, en el día a día, no es necesario modificar una legislación”.