Economía

Necesario neutralizar
a “vampiros de energía” para reducir cobro de luz

Aparatos electrodomésticos y de entretenimiento pueden generar fugas de dinero por desperdicio energético, por lo que adoptando una serie de medidas sencillas, puede bajar el consumo de energía.
Darinka Rodríguez
16 febrero 2014 22:5 Última actualización 17 febrero 2014 5:0
refrigerador abierto

Electrodomésticos viejos pueden incrementar el recibo de luz./(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- En un hogar, los “vampiros energéticos” pueden consumir hasta el 10 por ciento del total de una cuenta de energía eléctrica doméstica, lo cual, según la tarifa aplicable a cada región puede significar alrededor de 500 pesos al año.

Hornos de microondas, equipos para la reproducción de audio, adaptadores de televisión digital, decodificadores con recepción de señales de televisión vía cable y equipos para la reproducción de imágenes, como impresoras, escáneres, copiadoras y multifuncionales, pueden ser responsables de una fuga financiera por desperdicio energético.

Por lo que desconectar los aparatos que no se utilicen en el hogar puede reducir el consumo de energía, de acuerdo con José Antonio Suárez, coordinador del sello del Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (Fide).

Se estima que en México alrededor de 500 mil hogares pagan la tarifa Doméstica de Alto Consumo (DAC), al rebasar los límites de 500 Kw/h al bimestre, que puede ser 110 por ciento más cara que la tarifa doméstica estándar.

En entrevista con EL FINANCIERO, Suárez dijo que con la entrada en vigor de la NOM 32 en septiembre, se establece una potencia máxima de 2 a 15 watts, dependiendo del tipo de equipo o aparato que demanda energía en espera.

“Esta norma limita a los aparatos para que no rebasen los límites de consumo de energía en espera y que van a ayudar a disminuir esa fracción de energía que se está consumiendo”, señaló.

INDICES DE CONSUMOS

Cifras de la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto en los Hogares de 2012 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), indican el consumo de energía eléctrica en modo de espera a nivel nacional.

Durante 2012 fue de aproximadamente, 5 mil 200 Gigawatts Hora (Gwh); que representa 10% del consumo total de energía eléctrica en el sector residencial y equivale al consumo total de energía eléctrica de Querétaro en ese año.

EDAD DE LOS APARATOS
Si bien es probable que un viejo refrigerador puede tener la misma eficiencia que cuando se compró, el consumo de energía sea más alto a la larga.

Un refrigerador de dos puertas de 14.5 pies en 1993 tenía consumos promedio de 1119 kw/h al año, mientras que en 2002 con la NOM015 el consumo pasó a 372 kw/h por año.

“Dado que en el país hay tarifas subsidiadas, es difícil verlo en el recibo, sobre todo en el horario de verano, pero el esfuerzo que hacemos los habitantes tiene un impacto global en el sistema eléctrico nacional que a su vez le permite generar menos energía eléctrica y contaminar menos el planeta”, indicó Suárez.