Economía

Necesario, generar empleo y mantener inflación baja para combatir la pobreza: CEESP

La desigualdad en México sigue en aumento por lo que se requieren políticas para generar empleo y una inflación baja, que son los factores que de forma efectiva reducen la pobreza, señaló el centro de estudios.
Leticia Hernández Morón
17 septiembre 2017 15:59 Última actualización 18 septiembre 2017 5:0
Millones de niños en condición de pobreza y vulnerabilidad en México. (Cuartoscuro)

Millones de niños en condición de pobreza y vulnerabilidad en México. (Cuartoscuro)

El combate a la pobreza en México ha sido poco exitoso y la desigualdad sigue en aumento por lo que se requieren políticas para generar empleo y una inflación baja, que son los factores que de forma efectiva reducen la pobreza, señala el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Ahora que la inflación del mes de agosto fue la más alta en 16 años podría ser un detonador del crecimiento de la pobreza, además de que hay evidencia, tras el análisis de diversas variables a partir de la encuesta del Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares (ENIGH), de que los programas sociales del gobierno han generado poco impacto, expone el organismo en su análisis semanal de la economía.

“Hay que tener presente que los dos principales factores para reducir la pobreza son: mantener una inflación baja y la creación de empleo”, señala.

A pesar de que prácticamente todos los indicadores de pobreza en el modelo del CONEVAL, tuvieron mejoras en su encuesta adaptada para poder hacerla comparativa con años anteriores, los niveles de desigualdad siguen elevados, por lo que es fundamental hacer esfuerzos adicionales, principalmente en materia de la eficiencia del gasto público, que es lo que se espera que contenga el Presupuesto de Egresos 2018, expone el CEESP.

Explica que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares (ENIGH), levantada entre agosto y noviembre de 2016, el ingreso promedio por hogar fue de 46.521 pesos trimestrales, con una diferencia entre deciles: Mientras que en el primer decil el ingreso promedio fue de 8.166 pesos por hogar en el trimestre, en el decil X el ingreso fue de 168.855 pesos trimestrales, es decir, 21 veces más que el nivel más bajo.

A pesar de que hubo cambios metodológicos que impiden realizar un cálculo comparable con cifras previas, el INEGI presentó el Modelo Estadístico 2016 para la continuidad del MCS-ENIGH, “cuyo objetivo es proveer a los usuarios de la información con los insumos necesarios para la medición de la pobreza multidimensional, de tal manera que se mantenga consistencia con los resultados de la serie bienal 2008-2014”.

Con este modelo, el CONEVAL que es el encargado de medir la pobreza en México, pudo actualizar la serie sobre la evolución de la pobreza y presentarla hasta 2016. Los resultados indican que en ese año el porcentaje de la población en situación de pobreza fue de 43.6 por ciento, nivel inferior al 46.2 por ciento del 2014 y el más bajo desde 2010. Esto significó que en términos absolutos, la población en situación de pobreza disminuyera en 1.9 millones de personas.

Parte de la disminución en los niveles de pobreza se explica por el efecto de las bajas tasa de inflación en el periodo del levantamiento de la encuesta, a lo que también se puede incluir el efecto que pudo tener la homologación de las zonas geografías del salario mínimo.

“Sin embargo, preocupa que, siguiendo este razonamiento, los niveles de pobreza hayan vuelto a aumentar en este año y posiblemente en el siguiente, respondiendo al efecto que sobre el poder adquisitivo de las familias tendrá el repunte de la inflación, que en agosto se ubicó en 6.66 por ciento, la más alta en los últimos 16 años”, expone el informe.