Economía

Municipios optan por heredar pasivos: SHCP

01 febrero 2014 10:10 Última actualización 01 diciembre 2013 16:32

 [La mayoría de los 125 ayuntamientos de Jalisco tienen adeudos que en conjunto suman más de 7 mil 660 millones de pesos. / Cuartoscuro]  


Gabriela Chávez / corresponsal
Guadalajara.- El incremento en la carga de pasivos mediante nuevos créditos o a través de reestructura de préstamos es la constante de la mayoría de los 125 ayuntamientos de Jalisco que en conjunto adeudan más de siete mil 660 millones de pesos, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).
El caso más reciente fue el de Zapopan cuyo cabildo aprobó por mayoría calificada el refinanciamiento de más de mil 200 millones de pesos, con lo cual el adeudo se saldará en el 2028 en lugar del 2020.
Mediante la reestructura el Ayuntamiento de Zapopan busca disminuir el pago mensual del servicio de la deuda de 30 millones a ocho millones de pesos y complementar el proceso de saneamiento financiero con un ajuste presupuestal que implicará el recorte de 40 millones de pesos en nómina de personal supernumerario (sin base), 30 millones de pesos en gasto del área de comunicación, 10 millones en honorarios y contratación de estudios, 80 millones en la partida de software.
Otro municipio metropolitano que busca alternativas para liberar recursos durante la actual administración es Tonalá cuyo adeudo alcanza actualmente cerca de 770 millones de pesos.
La intención de este ayuntamiento es unificar la cuenta a través del Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras) de los adeudos que actualmente tiene principalmente con dos instituciones de crédito: HSBC e Interacciones, siendo esta última el principal acreedor con alrededor de 500 millones de pesos.
El Ayuntamiento de Guadalajara que es el más endeudado con alrededor de dos mil 600 millones de pesos no contempla hasta el momento ningún plan de reestructura ni contratación de nueva deuda, pues en opinión del tesorero municipal, Felipe Hernández Espinosa el pasivo actual está en condiciones de seguirse saldando al representar menos de 6 por ciento anual de los ingresos totales del municipio.
En tanto, durante 2013 un total de 22 ayuntamientos jaliscienses que presentaban problemas para operar por la carga de sus pasivos, en lugar de saldar las deudas recurrieron a nuevos préstamos.
Entre los casos más significativos destacan Ocotlán que de alrededor de 40 millones de pesos en deuda pública pasó este año a casi 94 millones de pesos y El Salto que de 108 millones de pesos pasó a 154 millones de pesos.