Economía

Municipios con vocación turística, con riesgos deficitarios: FitchRatings

El común denominador de las principales limitantes de una mejora en la calificación  crediticia de los 14 municipios es su generación baja y volátil de ahorro interno.
Clara Zepeda
01 abril 2015 12:42 Última actualización 01 abril 2015 12:42
peso

(Bloomberg)

Los principales destinos turísticos del país tienen un “moderado o bajo” riesgo de incumplimiento de pago de sus obligaciones financieras; sin embargo, su “talón de Aquiles” son su baja y volátil generación de ahorro interno; una posición débil de liquidez; así como pasivos bancarios y no bancarios elevados.

En una muestra de 14 municipios con vocación turística, al menos tres cuartas partes cuentan con un “moderado o bajo” riesgo de incumplimiento de pago de sus obligaciones financieras, al contar con una calificación crediticia por parte de FitchRatings en las categorías BBB (+/-), seis municipios, y A (+/-), cinco entidades.

Mazatlán, Los Cabos, Tuxtla Gutiérrez, Valle de Bravo, Puerto Vallarta, Cancún, Cozumel encabezan la lista de los municipios turísticos con un “moderado o bajo” riesgo crediticio; le siguen Acapulco; en contraste, los destinos, Playas de Rosarito, La Paz tienen un “elevado” riesgo de incumplimiento. Sin contar con Bahía de Banderas en Nayarit, que ha incurrido en un incumplimiento de pago (RD Default).

De acuerdo con la firma internacional de riesgo crediticio, el común denominador de las principales limitantes de una mejora en su calificación se encuentran: su generación baja y volátil de ahorro interno (AI); su estructura elevada de gasto, influenciada por un nivel elevado de población flotante; una posición débil de liquidez; sus indicadores presionados de sostenibilidad relativos al AI; así como pasivos no bancarios elevados.

INSEGURIDAD, ELECCIONES Y DEUDA

Tan sólo Acapulco (BBB) es el municipio más importante en términos económicos del estado de Guerrero, ya que su economía depende del turismo, el cual ha sido afectado por la inseguridad en los últimos años. Sin embargo, de acuerdo con la Secretaría de Turismo federal, desde 2010, “Acapulco ha mejorado sus indicadores de derrama económica y ocupación hotelera, incluso la situación político-social en el Estado no mermó significativamente la afluencia turística en diciembre de 2014”, consideró Fitch.

Alertó que durante el primer semestre de 2015, el gasto podría presionarse por el proceso electoral para elegir presidente municipal y gobernador del estado de Guerrero así como con el cambio de administración.

Ante esto, Fitch espera que se mantenga el control en el gasto así como el uso prudente en la contratación de deuda tanto de corto como de largo plazo además que la transición en el poder sea ordenada.

Otro caso es Puerto Vallarta, Jalisco en BBB+ con perspectiva crediticia negativa, principalmente porque tiene un pasivo circulante elevado y creciente, además de un nivel de caja muy limitado e insuficiente para cubrir el pasivo circulante. Lo anterior refleja la flexibilidad financiera limitada que tiene el municipio, consideró la calificadora.

Un caso drástico es el de Bahía de Banderas, municipio de Nayarit que no se encuentra al corriente en el pago de un crédito de corto plazo quirografario contratado con HSBC. El saldo inicial del crédito fue de 50 millones de pesos. Al momento, el crédito se encuentra en proceso de reestructuración.

Para el caso de Cozumel (BBB-), la generación de déficits financieros recurrentes y flexibilidad financiera baja que se refleje en un nivel mayor de endeudamiento (corto y largo plazo, así como vía proveedores), son factores que podrían afectar la calificación del municipio.

MEDIA PALOMITA


Un importante destino turístico son Los Cabos (A-), municipio que se destaca por su sólida y dinámica estructura de ingresos propios, resalta Fitch, los cuales presentan una elevada proporción de los ingresos totales. Lo anterior le ha permitido mantener una adecuada generación de ahorro interno en los últimos ejercicios. Asimismo, los niveles de endeudamiento de largo plazo son bajos, manteniendo un servicio manejable dado los términos y condiciones favorables de la deuda.

Adicionalmente, Los Cabos cuenta con indicadores económicos y de bienestar social superiores a la media nacional, así como una buena capacidad administrativa, presentando adecuados sistemas de control, información y planeación. Por su parte, la calificación se ve limitada por el alto nivel de pasivo circulante y balances deficitarios, explicado por las presiones en el gasto ante su dinámica población; así como por las importantes necesidades de infraestructura y baja diversificación en su actividad económica.

“En términos de población, Valle de Bravo se caracteriza por ser un municipio pequeño. Sin embargo, el desempeño presupuestal está muy ligado a su vocación económica; al ser un municipio de descanso, su recaudación de impuestos y derechos inmobiliarios es muy destacable (…) No obstante, podrían presionar a la baja la calificacón la continuidad de resultados deficitarios, un deterioro en la generación de ahorro e incrementos en la deuda de corto o largo plazo” sostiene Fitch.