Economía

Economía mundial mejora pese a riesgos, afirma el FMI

El Fondo Monetario Internacional dijo que factores como mayor inversión y producción industrial impulsan el crecimiento mundial, el cual se prevé que sea en 2017 de 3.6 por ciento.
Leticia Hernández Morón
10 octubre 2017 8:40 Última actualización 10 octubre 2017 9:40
Economía mundial (Shutterstock)

Economía mundial (Shutterstock)

La economía del mundo crecerá un poco más de lo previsto en 2017 pero su recuperación aún es débil y prevalecen varios riesgos a la baja para un futuro próximo, advierte el Fondo Monetario Internacional (FMI), en su reporte “Perspectivas Económicas Mundiales” de otoño publicado este martes.

Al mejorar las previsiones de crecimiento para la zona del euro, Japón, China, Europa emergente y Rusia, se compensan las revisiones a la baja para Estados Unidos, Reino Unido e India.

De esta forma, el crecimiento consolidado de la economía mundial se prevé sea de 3.6 por ciento en 2017 y de 3.7 por ciento en 2018, una mejoría de 0.1 puntos porcentuales sobre sus pronósticos hechos en abril y por encima del 3.2 por ciento del crecimiento en 2016.

En su informe publicado a la víspera de su Reunión Anual de Otoño en Washington, señala que los factores que actualmente apoyan el crecimiento son: mayor inversión, comercio y producción industrial, además del fortalecimiento de la confianza empresarial y de los consumidores.

No obstante, el crecimiento sigue siendo débil en muchos países.

“Las perspectivas para muchos mercados emergentes y las economías en desarrollo en el África subsahariana, Oriente Medio y América Latina son mediocres, con varios ingresos experimentando estancamiento per cápita”, advierte el documento.

El crecimiento previsto para el grupo de mercados emergentes y en desarrollo es de 4.6 por ciento en 2017 y 4.9 por ciento en 2018, una mejoría de 0.1 puntos porcentuales respecto al estimado de abril.

Para las economías avanzadas señala un repunte de 2.2 por ciento este año, mejor al 2 por ciento pronosticado en abril y para el 2018 lo mantiene en 2 por ciento.

A LA BAJA EN MEDIANO PLAZO

Para el mediano plazo hay una serie de riesgos que inclinan principalmente a la baja las perspectivas económicas mundiales, advierte el organismo internacional y menciona entre ellos varios retos del sector financiero, la expansión del crédito en China y el proteccionismo.

Muchas economías necesitan protegerse de la acumulación de riesgos de estabilidad financiera en un entorno global de fácil financiamiento y vigilar los riesgos de la volatilidad en los mercados financieros conforme los bancos centrales de economías avanzadas como Estados Unidos, retiran gradualmente sus estímulos.

Aunque ha habido progreso en la solución de los problemas del sector bancario europeo, el FMI advierte que aún es necesario abordar con firmeza problemas pendientes para evitar el debilitamiento de la confianza y los temores de los vínculos negativos entre la baja demanda, precios y balances en partes de la zona del euro.

La persistente baja inflación en las economías avanzadas también conlleva riesgos significativos, ya que podría conducir a menores expectativas de inflación a medio plazo y tasas de interés, reduciendo la capacidad de los bancos centrales para reducir el interés real en una recesión económica.

La intención de algunas economías avanzadas de mirar hacia el proteccionismo no ha desaparecido y debe ser resistido. Un cambio hacia enfoques de política que den la espalda al comercio transfronterizo, a la inversión y la migración puede aumentar las tensiones geopolíticas y la aversión al riesgo mundial.

Otros riesgos no económicos que pesan en el crecimiento de ciertas regiones incluyen los efectos relacionados con sismos, huracanes e inundaciones.