Economía

Muere el CEO de la petrolera Total en accidente de avión

La muerte de Christophe de Margerie ocurre en un momento difícil de la industria por los bajos precios del crudo.
Reuters
21 octubre 2014 10:0 Última actualización 21 octubre 2014 10:22
CEO Total (Reuters)

El avión privado de Christophe de Margerie chocó contra una máquina para barrer nieve cuando despegaba del Aeropuerto Internacional de Moscú-Vnúkovo (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO.- Christophe de Margerie, el franco y carismático presidente ejecutivo de la gigante petrolera francesa Total, murió cuando su avión privado chocó contra una máquina para barrer nieve cuando despegaba del Aeropuerto Internacional de Moscú-Vnúkovo el lunes por la noche.

Su muerte deja un vacío en la jerarquía de una de las principales petroleras que cotizan en bolsa, en medio de un difícil momento para la industria cuando los precios del crudo están cayendo y los competidores estatales acaparan los mejores territorios para exploración.

De Margerie, de 63 años, fue un firme opositor de las sanciones occidentales contra Rusia por sus acciones en Ucrania y antes de su muerte había asistido a una reunión de inversores extranjeros con otros 30 ejecutivos en la residencia de campo del primer ministro ruso, Dmitry Medvedev, en Gorki, cerca de Moscú.


El accidente ocurrió alrededor de la medianoche de Moscú cuando el Dassault Falcon despegaba hacia París en medio de pobre visibilidad. Los tres tripulantes del avión también murieron, pero imágenes de televisión mostraron al conductor de la máquina para retirar nieve aparentemente ileso.

El Comité de Investigación de Rusa dijo que abrió una pesquisa criminal sobre el accidente.

Total SA es la segunda mayor compañía francesa que cotiza en la bolsa con un valor de mercado de 102 mil millones de euros y el cuarto mayor grupo petrolero y gasífero de Occidente, detrás de Exxon, Royal Dutch Shell y Chevron.

En una breve conferencia de prensa el martes, el secretario general de Total, Jean-Jacques Guilbaud, dijo que la directiva de la compañía se reunirá "lo más pronto posible".

"Total seguirá marchando", dijo. "El grupo está organizado para asegurar la continuidad de su gobierno", agregó.

Con su bigote característico y sin pelos en la lengua, de Margerie fue uno de los ejecutivos petroleros más reconocidos y amigo personal del presidente francés, Francois Hollande.