Morosidad de empresas se disparó
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Morosidad de empresas se disparó

COMPARTIR

···
Economía

Morosidad de empresas se disparó

Grandes bancos como HSBC y Banamex registraron efectos negativos a causa de la exposición de las vivienderas.

Jeanette Leyva Reus
07/02/2014

Los problemas que enfrentaron las principales vivienderas del país el año pasado se reflejaron en un incremento de 86 por ciento en la cartera vencida del segmento empresarial.

El saldo de esta cartera casi se duplicó, a consecuencia de las pérdidas que tuvieron que asumir los bancos por los problemas de las constructoras de vivienda.

Datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), muestran que el monto de la cartera vencida de empresas pasó de 26 mil 197 millones de pesos al cierre de 2012, a 48 mil 730 millones de pesos al término de 2013.

,,

En consecuencia, el índice de morosidad pasó de 2.08 por ciento en diciembre de 2012 a 3.6 por ciento al cierre de 2013, derivado del impacto que ocasionaron los problemas financieros de las principales empresas de vivienda, reconoció la CNBV.

De acuerdo con un análisis realizado por Jonathan Tyce de Bloomberg Industries sobre la banca de Brasil y México, los grandes bancos como HSBC y Banamex registraron efectos negativos a causa de la exposición de las vivienderas.

La difícil situación de los constructores de viviendas ilustran los peligros de la concentración de la industria bancaria; la cartera comercial de empresas, representa las dos terceras partes de todos los préstamos del sistema bancario”, señaló en el reporte.

Explicó que en la penetración del crédito, medido con la relación del crédito privado en circulación con relación al Producto Interno Bruto (PIB), México sigue siendo uno de los países que tiene el nivel más bajo al compararlo con la región latinoamericana.

Indicó que en 2013 el crédito privado representó el 27.7 por ciento del PIB en comparación con el 68 por ciento que tiene Brasil, el 73 por ciento de Chile y del 48 por ciento promedio de toda la región.

Consideró que esto implica, por un lado, un buen potencial de crecimiento para el sistema bancario, y por otro, una protección contra los shocks macroeconómicos.