Economía

Moody's prevé aceleración del crecimiento económico en AL

12 febrero 2014 5:0 Última actualización 11 marzo 2013 18:3

[Bloomberg] El desempeño de la región estará impulsado en buena medida por la demanda doméstica. 


Notimex
 
El crecimiento económico se acelerará ligeramente en la mayor parte de América Latina y el Caribe, con tasas anuales que estarán cerca de la tendencia histórica, aun en aquellos países que registren una desaceleración económica, estimó Moodys Investor Services.
 
En un reporte sobre las perspectivas crediticias apuntó que, como no se anticipa una mejora significativa en el entorno económico internacional, el desempeño de la región estará impulsado en buena medida por la demanda doméstica y por un aumento del comercio intrarregional.
 
La calificadora de riesgo crediticio anticipó que el desempeño económico podría resultar superior en la medida en que las condiciones externas excedieran lo contemplado en su escenario global, que prevé un crecimiento estable para Estados Unidos y China y una recuperación moderada para la zona euro.
 
Consideró que las tasas de inflación moderadas en buena parte de los países permitirán a los bancos centrales adoptar políticas monetarias flexibles y reducir tasas de interés de ser necesario, además que por tercer año consecutivo las finanzas públicas estarán relativamente ordenas.
 
Sin embargo, precisó, los gobiernos tendrán un limitado espacio para adoptar políticas fiscales expansivas dado que en la mayor parte de los casos los déficits serán supriores a los observados antes de la crisis financiera global.
 
La calificadora internacional de riesgo crediticio proyectó que los ratios de deuda gubernamental permanecerán relativamente estables, a pesar de que la carga de la deuda continúa aumentando en los países del Caribe.
 
En tanto, añadió, los riesgos externos que enfrenta la región han estado disminuyendo en relación con años anteriores. Además, muchos países tienen a la fecha una mucha mayor capacidad para enfrentar choques externos adversos.
 
Un notable incremento en el nivel de liquidez global, aunado a una importante contracción de los spreads, permitió a varios países que anteriormente no habían accedido a los mercados internacionales emitir bonos globales, una tendencia que seguramente se mantendrá en 2013.
 
Moodys comentó que la marcada afluencia de capitales hacia la región ha llevado a una notoria apreciación de varias monedas, y aunque autoridades han buscado limitarla, esto no ha impedido que se vea afectada negativamente la competitividad de las exportaciones.
 
Con ello se ha reducido la capacidad de las economías para diversificarse más allá de las materias primas, una de las condiciones necesarias para fortalecer los perfiles de crédito soberano, anotó.
 
La evaluadora señaló que, aunque la deuda externa ha venido aumentando, el nivel de endeudamiento público y privado es moderado.
 
A su vez, destacó, los riesgos asociados a una interrupción repentina de capitales son manejables, pues varios países cuentan con tipos de cambio flexibles, adecuados niveles de reservas y moderados déficits de cuenta corriente que en más de una ocasión son financiados con inversión extranjera directa.
 
La agencia de calificación señaló que el elevado crecimiento de los últimos años ha permitido soslayar el hecho de que la región enfrenta diversos retos (débiles marcos institucionales, bajos niveles de inversión o estrechas bases tributarias, entre otros) que continúan restringiendo la posibilidad de mejoras futuras en las calificaciones.
 
Comentó que si bien el panorama crediticio soberano de Latinoamérica y el Caribe para 2013 se plantea estable en términos generales, las diferencias entre países que poseen un perfil de crédito robusto y otros en los que éste resulta ser más débil se continúa acentuando.
 
Moodys consideró que en Centroamérica las mejoras en la calidad crediticia de los soberanos dependerá en buena medida de la capacidad de los gobiernos para enfrentar los problemas de seguridad y aumentar de manera sostenida sus ingresos.
 
En lo que corresponde al Caribe, agregó, la perspectiva crediticia estará fuertemente influenciada por la limitada capacidad del los gobiernos para apuntalar el crecimiento y disminuir el deterioro de las cuentas fiscales.
 
"Después de haberse observado mejoras sostenidas en las calificaciones crediticias de los gobiernos de la región en años recientes, el ciclo de aumentos a las calificaciones soberanas muy probablemente esté llegando a su fin", estimó en su reporte.
 
De acuerdo con ello, Moodys estimó que el ritmo al cual puedan aumentar las calificaciones en el mediano plazo será manifiestamente menor, particularmente para el grupo de países con calificación Baa.