Economía

Moody´s advierte riesgo de incumplimiento de estados y municipios

10 febrero 2014 4:47 Última actualización 25 agosto 2013 14:50

[Alrededor de 30 por ciento de las entidades tiene una perspectiva negativa. / Bloomberg] 



Notimex

El continuo deterioro de la situación financiera de estados y municipios del país derivará en una disminución de las calificaciones crediticias, en donde la mayoría indica un alto riesgo de un pobre desempeño y, por ende, de incumplimiento en el mediano y largo plazos, aseveró la firma Moody´s.

El analista de gobiernos subnacionales de Moody's, Alejandro Olivo, dijo que "de las calificaciones que tenemos asignadas hoy, un porcentaje importante, alrededor de 30 por ciento, tiene una perspectiva negativa, eso quiere decir que los estamos revisando con mucho detenimiento para una posible baja adicional en su calificación".

Explicó a Notimex que el rasgo más preocupante es que siguen con resultados financieros negativos, pese a no tener ningún problema con sus ingresos.

Recordó que hay poca inversión en infraestructura en términos relativos y la explicación de estos déficits es el gasto corriente.

Dichos déficits, abundó, aún no se logran revertir y no se observan esfuerzos claros en general, en el sector, ni a nivel estatal ni municipal, de una visión estratégica para corregir las finanzas públicas, esto es, ajustar el gasto o incrementar el ingreso para lograr en el mediano o largo plazos tener un perfil financiero sano.

"La conclusión más clara es esa, seguimos viendo un deterioro gradual en el sector, lo que nos obliga a pensar si realmente los niveles originales de calificación realmente reflejan la calidad crediticia y por eso estamos transitando hacia niveles más bajos", insistió.

En ese contexto, el directivo precisó que el grueso de las calificaciones es de un sector especulativo, lo que significa "que presenta alto riesgo de un pobre desempeño y por ende incumplimiento en el mediano y largo plazos".

Para el representante de la firma calificadora, ya se observaron cuatro casos de no pago, de incumplimiento, que pueden ser pocos, pero se trata de cuatro gobiernos que o por decisión o por incapacidad no honraron una decisión de pago.

"Observamos incumplimientos en el estado de Jalisco, municipios de Naucalpan, Coacalco, y un caso también muy lamentable en Acapulco, en el estado de Guerrero", puntualizó.

Los gobiernos de los estados y municipios tienen una alta dependencia de los recursos federales, y por tanto son muy vulnerables a caídas de la actividad económica del país.

"Están muy expuestos a la gallina de los huevos de oro, entonces en la medida en que sigan expuestos, que no tengan colchones propios para generar ingresos y mejorar su perspectiva financiera, sin duda seguirán siendo muy débiles", señaló Olivo.

Lo anterior, advirtió, generará inversión pública muy pobre, servicios públicos limitados ante necesidades crecientes, y aunque los estados y municipios no pueden quebrar como tal, el mandato que tienen se ve cada vez más difícil de cumplir dada su situación financiera.

Al cierre de junio pasado, la participación federal registró una caída de 4.0 a 5.0 por ciento, pero esto no preocupa porque cualquier baja en este rubro será compensando con el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIF), a pesar de que se prevén menores ingresos por un menor crecimiento económico.

"El reto que hay dada su fragilidad es la temporalidad con que se restituyen los ingresos a las entidades federativas vía el FEIEF, no es la misma que el calendario de ministración de las participaciones, entonces sí genera distorsiones en los ingresos que les generan presión", puntualizó.

Añadió que la deuda de los estados y municipios representa alrededor de 2.0 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) que, aunque es bajo, preocupa porque sus finanzas son muy débiles y no tienen espacio para pagar, y porque hay casos como el de Coahuila donde ya se tiene comprometido ciento por ciento de sus participaciones federales.