Economía

Moody’s advierte de posibles bajas en notas estatales

La calificadora Moody’s reveló que estados de la República podrían verse afectados en sus perspectivas crediticias, debido a que el 90 por ciento de sus ingresos están relacionados con transferencias gubernamentales.
Daniel Villegas
23 noviembre 2015 23:0 Última actualización 24 noviembre 2015 10:8
Cementos Chihuahua

Entidades como Chihuahua, junto con Baja California y Oaxaca, se encuentran en perspectiva negativa en sus notas crediticias. (Cortesía)

El 90 por ciento de los ingresos de los estados están relacionados con transferencias gubernamentales mismos que se incrementarán sólo 1.93 por ciento en 2016, lo que estará por debajo del nivel inflacionario, situación que podría afectar sus perspectivas crediticias, advirtió Moody’s.

Cálculos de la calificadora concluyen que las participaciones representan el 30 por ciento de los recursos estatales, las aportaciones el 35 por ciento, mientras que los convenios y otras transferencias equivalen al 25 por ciento.

El total de estas transferencias federales ha crecido en 10.1 por ciento anual entre 2010 y 2014, mientras que para 2016 se estima sólo avance 1.93 por ciento. Inclusive en el rubro de convenios y otras transferencias habrá un recorte del 14.69 por ciento.

“El presupuesto no requiere de aprobaciones adicionales y tiene efectos crediticios negativos para los estados, cuyas asignaciones se encuentran debajo de la tasa inflacionaria”, según un reporte de la firma.

Las participaciones estatales crecerán un 8.44 por ciento contra un 7.53 por ciento promedio entre 2010 y 2014. En el rubro de las aportaciones el incremento será de 4.21 por ciento contra un 6.54 por ciento registrado en los cinco años anteriores.

Francisco Vázquez, analista de Moody’s, explicó en entrevista que la perspectiva general de las entidades federales que ellos califican “es negativa porque las transferencias totales a los estados habían estado creciendo a un ritmo de 10 por ciento en los últimos años, por lo que se acostumbraron a cierto ritmo de gasto; el año que viene será de 1.93 por ciento porque a menos de que hagan algo, como incrementar los ingresos propios o realizar ajustes a su gasto, se van a ver obligados a contratar deuda”.

Añadió que por el momento la perspectiva del sector es estable, misma que será actualizada en las próximas semanas, “el mensaje que queremos mandar con este documento es que vemos presiones en el sector y ya dependerá de cada estado, de lo que haga con estas presiones, si su nota crediticia es ajustada a la baja”, explicó.

Actualmente tres estados se encuentran en perspectiva negativa en sus notas crediticias que son Baja California, Chihuahua y Oaxaca “en teoría se verán más afectados por esto”, concluyó el analista.

En el reporte se indicó que las participaciones son ingresos no etiquetados “sirven de garantía para el 90 por ciento de la deuda total de los gobiernos regionales y locales”.