Economía

Moderados podrían crecer en la Fed y llevar alza de tasas hacia 2016

Lael Brainard, Daniel Tarullo y Charles Evans han coincidido es que el alza de tasas de interés en Estados Unidos podría esperar hasta entrado 2016 debido a que los datos de económicos en el país no han tenido el repunte esperado.
Reuters
04 junio 2015 18:51 Última actualización 04 junio 2015 18:52
Etiquetas
Fed

Moderados en la Fed coinciden que el aumento de las tasas debería ser hasta entrado 2016. (Bloomberg)

SAN FRANCISCO.- La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, insistió hace sólo dos semanas que la economía de Estados Unidos se mantenía en una senda que permitiría al banco central subir las tasas de interés en el 2015 por primera vez en nueve años.

Ahora, sin embargo, algunos de sus colegas sugieren que podría ser mejor esperar hasta finales de este año o incluso hasta el 2016, citando preocupaciones sobre el panorama económico internacional y la renuencia de los consumidores estadounidenses a abrir sus billeteras.

Esas preocupaciones volverán al centro de la atención el viernes cuando se conozcan las cifras de empleo de mayo. Se espera que los empleadores hayan creado 225 mil puestos de trabajo, en línea con los recientes promedios, pero una lectura decepcionante podría fortalecer al sector moderado.

Lael Brainard, con derecho a voto en el panel de la Fed que fija la política monetaria, señaló esta semana que sería prudente retrasar un alza de las tasas. Su opinión fue seguida por Daniel Tarullo, otro miembro que vota, quien dijo que los datos hasta ahora no han podido mostrar un repunte desde el débil primer trimestre.

"Tendremos otra cifra mañana (viernes), pero creo, en un sentido amplio, que hay más interrogantes en este momento del 2015 que en este mismo momento en el 2014", aseguró Tarullo.

Charles Evans, de la Fed de Chicago, sugirió que podría atrasar su momento preferido para una primera alza de tasas hacia el segundo semestre del 2016 desde inicios del próximo año, coincidiendo con la opinión de su colega Narayana Kocherlakota, de la Fed de Minneapolis.

Aunque Brainard no descartó un aumento este año, advirtió sobre la posibilidad de un "lastre más significativo para la economía" derivado de flojas exportaciones y débiles manufacturas.

En marzo, Brainard proyectó un alza de tasas en el 2015, junto con 14 otros miembros de la Fed. Catorce de 17 funcionarios en ese momento esperaban al menos dos incrementos este año, muestra un cuadro resumen de las proyecciones.

Dos alzas de tasas este año ahora aparecen menos probable, particularmente si la reunión de junio, en la que se divulgan nuevas proyecciones, pasa sin un aumento en los tipos, como se espera ahora.

Eric Rosengren, jefe de la Fed de Boston, y quien había señalado un alza este año, también tomó un tono muy moderado esta semana. Advirtió que no se han tenido demasiados progresos en el sector laboral o en la meta de llevar a la inflación hacia el 2 por ciento que espera la Fed.

Incluso el presidente de la Fed de ST. Louis, James Bullad, uno de los funcionarios más agresivos en el tema de tasas del organismo, sugirió el miércoles que ventas minoristas menores a las esperadas plantearon ciertas dudas sobre la fortaleza de la recuperación, aunque apoyó un alza de tasas este año.