Economía

Minoristas y restaurantes de EU alertan por ajuste del TLCAN 2.0 

Una propuesta para permitir más denuncias sobre el dumping de productos perecederos con la modernización del acuerdo afectaría al sector y a los consumidores de ese país.
Reuters
01 septiembre 2017 2:45 Última actualización 01 septiembre 2017 2:45
Aguacates de Florida. (Bloomberg)

Aguacates de Florida. (Bloomberg)

WASHINGTON.- Grupos del sector agrícola, minoristas y restaurantes de Estados Unidos se oponen a una propuesta de modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que podría llevar a que algunos productores presenten casos antidumping contra México, según cartas enviadas a funcionarios.

Representantes de los gobiernos de Canadá, Estados Unidos y México se reunirán entre el 1 y 5 de septiembre en la capital mexicana para la segunda ronda de renegociación del acuerdo, que Trump ha amenazado con abandonar si no se revierten lo que considera condiciones dañinas para su nación.

En una carta a la que Reuters tuvo acceso enviada al secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, y al representante comercial Robert Lighthizer, los minoristas argumentaron que la propuesta de permitir más denuncias sobre el dumping de productos perecederos tendría "implicaciones peligrosas para las empresas y los consumidores estadounidenses".

Los productores de frutas y hortalizas de temporada en el sureste de Estados Unidos han sufrido una presión cada vez mayor de las importaciones mexicanas durante todo el año en el marco del TLCAN y buscan la capacidad de presentar casos antisubvenciones y antidumping o buscar cuotas temporales de importación.

Los pequeños productores estadounidenses no han podido llevar estos casos a juicio porque no representan una parte suficientemente grande para calificar bajo las actuales leyes de comercio de su país.

Lighthizer, en los objetivos de negociación del TLCAN publicados por su oficina, dijo que buscaría una "disposición separada de la industria nacional para productos perecederos y estacionales" en los casos comerciales.

Los minoristas y los grupos de la industria alimentaria argumentaron que los productores estadounidenses podrían quedar abiertos a medidas de represalia si se presentan más denuncias, por ejemplo, contra los aguacates, tomates y otros productos importados desde México.

Una misiva separada enviada el miércoles por 26 grupos agrícolas estadounidenses a Ross, Lighthizer, el secretario de Agricultura, Sonny Perdue, y Gary Cohn, el principal asesor económico de la Casa Blanca, instó a los negociadores a abandonar la propuesta sobre productos frescos, ya que podría dañar a los productores del país.