Economía

Niños definirán la tendencia del consumo en 2017

El dilema entre la vida familiar y el trabajo, la oferta a medios de pago electrónicos y el acceso a internet, son algunos de los factores que han generado que los padres consulten la opinión de sus hijos en decisiones como a dónde ir a cenar, qué tipo de auto comprar e incluso qué ropa usar.
Thamara Martínez
16 enero 2017 11:43 Última actualización 16 enero 2017 12:11
papá e hija. (Shutterstock)

papá e hija. (Shutterstock)

La dinámica del consumo durante 2017 estará definida alrededor del mundo por los consumidores más pequeños: los niños, de acuerdo con el informe sobre Las 10 principales tendencias globales del consumo para 2017 a cargo de la consultora Euromonitor International.

Cada vez es más común que los padres involucren a los niños a la hora de elegir qué comprar, no sólo de forma indirecta, sino como ‘consumidores en entrenamiento’; como se les ha definido en el informe.

Estos pequeños consumidores se han convertido en los primeros consultores de compra para sus padres y su influencia se enlista entre los 10 ejes que moverán al consumo en este año. Por ejemplo, la más reciente encuesta Analyst Pulse refiere que 82 por ciento de los analistas consultados en América Latina afirman que los niños entre 3 y 11 años tienen considerable o completo control sobre las decisiones de compra de regalos específicos.

En Europa, la influencia de los niños fue reconocida por 77 por ciento de los analistas, en la región Asia-Pacifico por el 69 por ciento, mientras que en Estados Unidos, Canadá y el Caribe, 67 por ciento de los encuestados coincidieron.

El dilema entre la vida familiar y el trabajo, la oferta a medios de pago electrónicos y el acceso de padres e hijos a internet, son algunos de los factores que han generado que los niños sean partícipes de las decisiones de compra del hogar.

“La relación padre-hijo, caracterizada por una paternidad retardada y familias más pequeñas es ahora más bilateral. Los padres buscan la opinión de sus hijos en decisiones como a dónde ir a cenar, qué tipo de auto comprar e incluso qué ropa usar”, explica el informe.

Además, señala que el creciente acceso de los niños a equipos electrónicos y al internet los ha expuesto también a oportunidades de compra y a marcas, situaciones que han determinado el inicio de una relación de consumo en evolución.

El estudio advierte que a través de estrategias comerciales, los consumidores en desarrollo, en los que también adolescentes y jóvenes son clave, definen tendencias de consumo e incluso gastan dinero, o bien, impulsan a sus padres a gastarlo por ellos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido sobre los peligros que los niños sean influenciados sobre ofertas de consumo a través de internet. La OMS puntualiza que deben ser protegidos de la publicidad de comida basura en apps, redes sociales y video blogs.