Economía

Mil 500 comercios cierran en Chihuahua por reforma fiscal: Canacope

La Canacope de Ciudad Juárez alertó que debido a la reforma fiscal, cerca de mil 500 pequeños comercios de esa ciudad han cerrado, de los cuales el un amplio porcentaje se reubicó en el comercio informal.
Carlos Cordova /Corresponsal
24 mayo 2015 16:37 Última actualización 24 mayo 2015 16:37
Ciudad Juárez

La reforma fiscal generó el cierre de cerca de mil 500 comercios, indicó la Canacope de Ciudad Juárez. (Archivo)

CIUDAD JUÁREZ.- Alrededor de mil 500 pequeños comercios de los cinco mil afiliados a la Canacope cerraron en la ciudad de Chihuahua entre 2014 y el primer trimestre del año a causa de la reforma fiscal, estimó el director del organismo José Guerrero Alderete.

Precisó que de esa cantidad se reincorporaron a la actividad unos 500 y de los mil restantes, alrededor del 80 por ciento de los propietarios se fueron a trabajar a los tianguis de la ciudad y el 20 restante ya no ejerce el comercio definitivamente.

El director de la Canacope calificó de tremenda la cantidad de negocios cerrados en el último año y tres meses, sobre todo porque muchos de los comerciantes prefirieron ir a la informalidad para subsistir.

Destacó que la cifra de cierre sólo compete a los asociados a la Canacope, por lo que la baja temporal o definitiva de los establecimientos debe ser mucho mayor en la ciudad capital.


Señaló que sólo un tercio de los que cerraron sus tiendas por efectos de la reforma fiscal logró reiniciar formalmente sus operaciones.

Para apoyar a los negocios, la Canacope ofrece el servicio de apoyo a la declaración fiscal de los pequeños negocios, por cuotas simbólicas, anunció.

Guerrero Alderete subrayó que para apoyar la continuidad de este sector y el autoempleo, es necesario hacer un cambio al Régimen de Incorporación Fiscal, así como a la facturación electrónica, requerimientos a los que están sometidos los micro y pequeños negocios.

Informó que próximamente los presidentes y directores de todas las cámaras de comercio en pequeño del país tendrán una reunión con funcionarios de la Secretaría de Hacienda para buscar alternativas de solución para este segmento empresarial.

El director dijo que para la mayoría de las tiendas que se fueron al cierre, los refrescos y botanas es lo que más venden y los hace fuerte, seguidos por el pan y la leche y en tercer lugar los productos de abarrotes como la sopa, latas, purés, aceite, harinas y otros productos.

Planteó que la venta de refresco y botanas deja marginales ganancias porcentuales a los comerciantes, pero cuando ésta se cae, los negocios lo resienten de inmediato.