Economía

Miguel Blesa, símbolo de los excesos de los bancos en España

El banquero hallado muerto este miércoles siempre defendió su inocencia, pero es uno de los emblemas de los escándalos de corrupción en el sistema financiero español.
AFP
19 julio 2017 12:22 Última actualización 19 julio 2017 12:24
blesa

(AFP)

Emblema de los excesos del sector bancario español, el banquero Miguel Blesa fue hallado muerto este miércoles de un disparo en el pecho en el sur de España, mientras esperaba en libertad el resultado de su recurso a una condena de seis años por malversación.

El expresidente de Caja Madrid, de 69 años, fue hallado en una finca de caza en Villanueva del Rey, Córdoba (Andalucía, sur), dentro de un coche "con una herida de arma de fuego en el pecho", indicó a la AFP una portavoz de la Guardia Civil.

¿Quién era Blesa?

En febrero fue condenado a seis años de cárcel por el caso de las ‘tarjetas black’ bancarias, mediante las cuales se desviaron 12 millones de euros de las entidades Caja Madrid y Bankia entre 2003 y 2012.

Muy cercano al Partido Popular (PP) del jefe de Gobierno conservador Mariano Rajoy, Blesa fue señalado como el creador del sistema corrupto cuando estuvo al frente de Caja Madrid, que presidió entre 1996 y 2009.
Se le condenó específicamente por desviar más de 436 mil euros.

Él y los otros 64 procesados por el caso cubrieron gastos personales con las tarjetas bancarias, sin justificar ni declarar nada a la administración fiscal.

Los gastos incluían fiestas, viajes y artículos de lujo, y su revelación causó sonrojo en una España en crisis y sometida a una severa cura de austeridad, que se tradujo en recortes de sueldos y pensiones y aumentos de impuestos.

Junto a Blesa fue condenado también el exdirector gerente del FMI y exministro de Economía español, Rodrigo Rato, a cuatro años y medio de cárcel.

Ambos recurrieron la sentencia ante el Tribunal Supremo y quedaron en libertad a la espera de conocerse si ésta queda o no en firme.

- 15 días de cárcel -

Blesa ya había generado titulares a mediados de 2013, cuando se convirtió en el primer banquero encarcelado tras la debacle financiera en España por el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008.

Ingresó entonces en prisión provisional mientras era procesado por presunta malversación en la compra en 2008 por parte de Caja Madrid del banco estadounidense City National Bank de Florida.

Pero solo estuvo 15 días tras las rejas: se anuló el proceso judicial y quedó libre.

Siempre defendió su inocencia, al igual que en el caso de las ‘tarjetas black’. "Esto ha afectado a mi imagen, mi honorabilidad y a mi familia", declaró durante ese último juicio en 2016.

Blesa abandonó la presidencia de Caja Madrid en 2009 antes de que ésta y otras seis cajas de ahorros en dificultades se fusionasen un año más tarde para crear Bankia, la institución cuya nacionalización desató el millonario rescate europeo a la banca española.

El banquero estaba también a la espera de que se iniciara un juicio oral por el delito de administración desleal, por supuestos sobresueldos otorgados a la cúpula de Caja Madrid durante su gestión y que ascendieron a 8.57 millones de euros.