Economía

Hausmann recomienda aprovechar repatriados

Con el ejemplo del desarrollo de localidades mexicanas que reciben a los migrantes que vuelven al territorio nacional, el académico venezolano considera que hay que sacar provecho del conocimiento para aumentar el nivel de crecimiento económico.
Leticia Hernández
24 marzo 2017 13:9 Última actualización 27 marzo 2017 5:5
Ricardo Haussmann, director del centro para el desarrollo  Internacional de Harvard (Edgar López) OK

Ricardo Hausmann, director del Centro para el Desarrollo Internacional de Harvard. (Edgar López)

El talento que llega de otro país, ya sea de extranjeros o de migrantes que retornan a sus localidades, representa un motor para acelerar el crecimiento de una economía, impulsa la productividad y contribuye a reducir la desigualdad, aseguró Ricardo Hausmann, director del Centro para el Desarrollo Internacional de Harvard.

Ante la expectativa de un importante retorno de mexicanos de EU, recomendó recibirlos con una estrategia para incorporar su conocimiento, know-how.

“Mover know-how al cerebro es complicado, es más fácil mover cerebros que mover conocimiento al cerebro. El conocimiento se mueve en la cabeza de la gente”, expuso el académico e investigador venezolano durante su participación en la 80 Convención Bancaria.

Detalló que en EU el 14 por ciento de la población nació en otro país, en Canadá la cifra es equivalente al 21 por ciento mientras que en México es sólo el 0.4 por ciento, hay uno por cada 250 personas. “México está tratando de crecer de una manera difícil con puro talento local”, advirtió.

Según sus investigaciones, las localidades mexicanas que reciben a los migrantes retornantes de EU han crecido más rápido en sus industrias, de ahí concluye que los migrantes pueden representar una aceleración del proceso de productividad.

Dijo que detrás de las diferencias entre países, estados o municipios ricos y pobres, está la tecnología, definida por tres aspectos: herramientas y equipo, procedimientos y protocolos y el conocimiento.

El autor del índice de Complejidad Económica, que predice el potencial de crecimiento de los países, señaló que transferir activos personales a la población de escasos recursos no lo saca de la pobreza y en general el populismo no es la solución para terminar con las diferencias en el ingreso de los países, es un tema de tecnología.

“El populismo no es la solución al problema, implica una agenda de infraestructura, vivienda, desarrollo urbano, para aumentar la diversidad y con el retorno de los inmigrantes debe haber una estrategia para incorporar su know-how e impulsar la productividad”.

: