Economía

Mientras el mundo mira a EU, China 'aprieta' a su población

China tomó tres decisiones importantes con tres minutos de diferencia entre sí en medio de la fiebre por la elección presidencial de Estados Unidos. Te contamos de qué se trata.
Bloomberg
07 noviembre 2016 21:50 Última actualización 07 noviembre 2016 21:55
Etiquetas
China

(Bloomberg)

Este lunes, mientras el mundo se concentra en la campaña para llegar a la Casa Blanca, China tomó tres decisiones importantes con tres minutos de diferencia entre sí.

Entre la avalancha de declaraciones emitidas por el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional, Pekín nombró a un nuevo ministro de Finanzas, proscribió a un par de “localistas” electos en Hong Kong y aprobó una ley de seguridad cibernética que podría atar de pies y manos a las empresas extranjeras en la economía más grande de Asia.

Las noticias del máximo organismo legislativo del país llegan tras la organización de un pleno de altos funcionarios del Partido Comunista el mes pasado, en el cual se declaró al presidente Xi Jinping líder “fundamental” de China, denominación que aumentó su autoridad.
A continuación, un análisis de las tres decisiones:

JEFE DE FINANZAS

Tras poco más de tres años en el cargo, se sustituyó al reformista veterano Lou Jiwei como ministro de Finanzas por Xiao Jie, un exasesor superior del primer ministro Li Keqiang que lleva más de dos décadas en el ministerio.

Xiao, exdirector de la administración impositiva de China, tendrá la tarea de hacer equilibrio entre estímulos fiscales e iniciativas para contener el exceso de apalancamiento. También deberá conocer a un nuevo secretario del Tesoro de Estados Unidos mientras el ánimo proteccionista avanza sobre la economía global. Lou había supervisado una reestructuración de las finanzas de los Gobiernos locales que ayudó a recortar el costo de una acumulación récord de deuda de ciudades y provincias tras la crisis financiera global.

LOCALISTAS PROSCRIPTOS

El Comité Permanente también dictaminó que ciudadanos de Hong Kong partidarios de la independencia de Pekín no pueden ocupar cargos públicos, una intervención inusual para impedir que dos localistas electos asuman sus cargos.

La decisión constituye sólo la segunda interpretación unilateral que hace Pekín de la ley en la antigua colonia británica desde su devolución a China hace casi dos décadas. Se tomó antes que un tribunal de Hong Kong fallara si los independentistas electos para la Legislatura de la ciudad en septiembre podían integrar la Cámara tras insultar a China en sus juramentos.

La intervención amenaza con provocar más tensiones después que miles de manifestantes se reunieran el domingo frente al máximo tribunal de Hong en protesta contra la medida que se anticipaba ampliamente. Defensores de la democracia y abogados dijeron que la intervención endurecería la oposición al Gobierno y aparejaba el peligro de perjudicar la confianza internacional en una ciudad conocida como enclave de libertad política.

LEY DE SEGURIDAD CIBERNÉTICA

Pekín también dio luz verde a una ley polémica que podría otorgarle a China acceso sin precedentes a la tecnología de las empresas extranjeras que operan en el país.

La Ley de Seguridad Cibernética, que entrará en vigencia en junio, exige a los operadores de internet cooperar en investigaciones sobre delitos y seguridad nacional. Las empresas deberán realizar pruebas y certificar equipos informáticos obligatorios y tendrán que otorgar a los investigadores acceso total a los datos ante la sospecha de mala conducta.