Miembros de la OCDE adoptan tendencia a reducir el ISR... menos México
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Miembros de la OCDE adoptan tendencia a reducir el ISR... menos México

COMPARTIR

···

Miembros de la OCDE adoptan tendencia a reducir el ISR... menos México

En promedio el ISR entro los países miembros se redujo a 23.9 por ciento pero dentro de las excepciones se encuentra México, que l mantiene en 35 por ciento.

Leticia Hernández
05/09/2018

La tendencia general entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) es bajar los impuestos sobre la renta a empresas y personas hasta ubicarse en 23.9 por ciento en promedio, con excepciones entre sus miembros como México, en donde se mantiene 35 por ciento, según un nuevo informe del organismo.

En el reporte 'Tax Policy Reforms 2018', la OCDE analiza los diferentes tipos de impuestos de los que los gobiernos se valen para obtener ingresos que les permitan ejercer el gasto público y entre las tendencias generalizadas ubicó la reducción de la tasa media del Impuesto sobre la Renta (ISR) que bajó a 23.9 por ciento en 2018 desde 32.5 por ciento en 2000.

"Hay una extendida tendencia de bajar los impuestos a empresas y personas físicas para alentar la inversión, el consumo y la participación en el mercado laboral y en cambio, son limitadas las reformas a las aportaciones de seguridad social", indica el estudio, por lo que advierte que estos gastos seguirán representando una fuerte carga para los ingresos laborales de muchos países.

Otra tendencia identificada en el estudio es un comportamiento casi uniforme entre los países miembros de estabilización del Impuesto al Valor Agregado (IVA) e instauración de nuevos impuestos a productos nocivos para la salud como el tabaco, alcohol y azúcar y en Canadá se aplicó un impuesto a la cannabis, una vez que se aprobó su consumo con fines recreativos.

De igual forma, advierte que a pesar del gran potencial de generar mejoras ambientales, las reformas tributarias no relacionadas con la energía y los vehículos de transporte, como los impuestos sobre los desechos, las bolsas de plástico o los productos químicos, han sido mucho menos frecuentes.

México destaca entre los cinco países que más incrementaron sus ingresos tributarios como porcentaje del PIB comparado con los niveles de antes de la crisis; sin embargo su recaudación aún es la más baja dentro de la OCDE. Con datos al 2016 se ubicó en 17.2 por ciento, seguida de Chile con 20.4 por ciento. Dinamarca y Francia son las economías con la aportación más elevada de sus ingresos tributarios al PIB con participaciones de 45.9 y 45.3 por ciento, respectivamente.