Economía

Microcréditos en México, entre los más altos en AL

10 febrero 2014 4:23 Última actualización 03 octubre 2013 5:19

[Concentración del mercado, la causa: Fomin / Bloomberg]


 
Adriana Rodríguez
 
Las tasas de interés y las comisiones que cobran las microfrinancieras en México son más elevadas que en otros países de América Latina, debido a los altos niveles de concentración del mercado, ya que cuatro instituciones dominan el sector.
 
Otro factor tiene que con el hecho de que la competencia se centra menos en el costo de los préstamos, que en el acceso a servicios, por lo que aplican menos requisitos y ofrecen mayores montos de préstamos.
 
Así lo indicó el Microscopio 2013, un estudio elaborado por The Economist Intelligence Unit, con el apoyo del Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) -miembro del Banco Interamericano de Desarrollo-, el CAF, Banco de Desarrollo de América Latina; el Centro para la Inclusión Financiera en Acción y Citi Microfinance.
 
El documento también advirtió que en el país el sobreendeudamiento continúa siendo un problema en algunas regiones, sobre todo en el sur. No obstante, resaltó que en general, el mercado de microcréditos parece encaminarse hacia una mayor consolidación, lo que ha llevado a que en los últimos años se hayan registraron numerosas fusiones y adquisiciones.
 
México obtuvo el lugar 18 de un total de 55 economías evaluadas, con 51.1 puntos en cuanto al entorno para las microfinanzas. Perú y Bolivia fueron las naciones que registraron el desarrollo más sostenido de su sector microfinanciero, obteniendo 82.5 y 69.8 puntos respectivamente. Un punto negativo que detectó el estudio es que en el país no existe un marco general para las microfinanzas, lo que ha llevado que a que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores haya definido a las microfinanzas como una amplia gama de servicios dirigidos a la población de bajos ingresos y no como un sector diferenciado.
 
“Por causa de su débil entorno normativo, México no pudo quedar entre los diez primeros. Un claro ejemplo de las falencias en este aspecto es el aplazamiento de la regulación de las cooperativas de ahorro y préstamo sin fines de lucro”, recalcó.
 
Otro punto en que puso especial énfasis es en la falta de transparencia que persiste entre las microfinancieras mexicanas, debido a que la cantidad y calidad de información que revelan depende de su tamaño y su condición de regulada o supervisada.
Para las instituciones reguladas las normas de contabilidad son estrictas, mientras que las no reguladas adoptan normas mínimas de transparencia, y tienen a no dar a conocer sus tasas de interés efectivas.
 
En el rubro de marco regulatorio y práctica, México obtuvo el lugar 21, con 50 puntos. En cuanto al marco institucional de apoyo se ubicó en el lugar 14, con 55 puntos, y en estabilidad ocupó el séptimo puesto, con 80 puntos.