Economía

México y la UE buscan modernizar su tratado comercial

En las negociaciones para modernizar el TLCUEM, la Sagarpa y la Comisión de Agricultura de la Unión Europea afirmaron que el intercambio agroalimentario tiene potencial de desarrollo, por lo que la carne y frutas serán productos a impulsar.
Valente Villamil
10 febrero 2016 21:10 Última actualización 10 febrero 2016 21:11
ganado

La carne es uno de los productos que buscarán impulsar con el TLCUEM. (Bloomberg)

Las frutas tropicales y la carne serán los productos que México y la Unión Europea (UE), buscarán impulsar en las negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio México-Unión Europea (TLCUEM).

En conferencia de prensa, el titular de la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), José Calzada, y el Comisario de Agricultura de la Unión Europea, Phil Hogan, afirmaron que el intercambio agroalimentario entre ambas partes tiene mucho potencial para desarrollar.

Desde que el TLCUEM entró en vigor, dijo Calzada, el intercambio comercial de productos agro alimentarios pasó de 890 millones de euros a más de dos mil 200 millones de euros, con una tasa de crecimiento anual de cerca de ocho por ciento, sólo en productos agroalimentarios.

“Pero ambos estamos conscientes de que estamos lejos de nuestro potencial. En México hay varios productos preparados para llegar a los mercados europeos (...) En los últimos años hemos estado invirtiendo mucho en materia de tecnología, sanidad e inocuidad, en empaque y valor agregado que seguramente serán atractivos para el mercado de la Unión Europea”, puntualizó Calzada.

En tanto, Phil Hogan hizo hincapié en las oportunidades que tiene la carne de cerdo europea en el mercado mexicano, así como los productores de carne procesada.

Si bien más del 60 por ciento del comercio agrícola se encuentra liberalizado, son precisamente esos productos los que no tienen preferencia arancelaria.

Hogan reconoció que en esta oportunidad ambas partes coinciden en la necesidad de concretar un acuerdo con mayor alcance de productos.

Aunado al inicio de las pláticas de modernización del TLCUEM, que entró en vigor hace 15 años, ambos funcionarios anunciaron que trabajan en un acuerdo bilateral para el comercio de productos orgánicos, que representan una oportunidad para los productores mexicanos.

“El acuerdo lleva 15 años, pero en nuestra perspectiva no ha sido lo suficientemente ambicioso en cuanto a agricultura se refiere”, agregó el funcionario europeo.

En este sentido, el titular de la Sagarpa recordó que en México se cultivan cerca de 25 mil hectáreas de alimentos orgánicos las cuales arrojaron el último año una producción de 104 mil toneladas con un valor de mil 62 millones de pesos y en su mayoría se trató de jitomate, café, fresa y frambuesa.

“Debemos homologar nuestros procedimientos, armonizarlos para que nuestros productores y los de la Unión Europea, cumpliendo ciertos requisitos y sean aceptados sus productos en los respectivos mercados”, dijo Calzada.

Además ambas partes tocarán en las rondas de negociaciones temas como el cambio climático y el intercambio de información para aumentar la productividad y eficiencia de la producción agropecuaria.