Economía

México y Canadá, fuera del acuerdo Trasatlántico

12 febrero 2014 4:23 Última actualización 21 junio 2013 9:44

[Bloomberg] 


 
 
Ivette Saldaña
 
 
Ante la decisión de Estados Unidos (EU) y de la Unión Europea (UE) de no incluir a México ni a Canadá en la negociación del Acuerdo Trasatlántico de Comercio e Inversión (Trasatlantic Trade and Investment Partnership, TTIP, por sus siglas en inglés), las autoridades mexicanas buscarán que no se erosionen las preferencias comerciales que tenemos con esos mercados, afirmó el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

Nuestro país tiene acuerdos comerciales tanto con el bloque europeo, como con Estados Unidos vía el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) al que también pertenece Canadá. Además, los canadienses terminaron apenas la negociación de un acuerdo comercial con los europeos.
 
Por ello, para los gobiernos mexicano y canadiense hubiera sido ideal que el diálogo con la Unión Europea se hubiera dado con la región de América del Norte, es decir como bloque y no solamente con Estados Unidos, explicó Guajardo.

Pero decidieron negociarlo “de manera unilateral, sabiendo que México tiene un tratado que se firmó hace años con los dos”, dijo el secretario de Economía.

Sin embargo, se buscará que se integren reglas de origen flexibles que permitan incorporar contenido del TLCAN a las exportaciones que realice EU a la zona Euro, comentó en entrevista radiofónica.

En este contexto, los mexicanos pidieron a la Unión Europea profundizar los alcances del Tratado de Libre Comercio Unión Europea-México (TLCUEM), punto que se discutió durante la 12 reunión del Comité Conjunto entre ambas partes, los días 10 y 11 de junio de este año.

En septiembre se espera que se realice la siguiente reunión, de acuerdo con un comunicado de la embajada de la Unión Europea en México.
 
De antemano definieron que la ampliación del TLCUEM se dará en los capítulos de agricultura, servicios de inversión, aseguró el subsecretario de Comercio Exterior, Francisco de Rosenzweig, y se busca también incluir el tema de propiedad intelectual.

El problema fue que en el Tratado entre México y la Unión Europea en el capítulo agrícola “quedó muy limitado”, además de que hay otros que no incluyeron las nuevas tecnologías, como el de servicios, “o sea que hay varios capítulos que no fueron madurados como debían de serlo”, porque dicho acuerdo entre nuestro país y los 27 europeos entró en vigor el primero de julio de 2000.

Se espera que en las próximas semanas la Unión Europea envíe una nueva propuesta de términos de referencia en la negociación, de acuerdo con fuentes del sector.
 
 
Con información de El Financiero Diario