Economía

México y Bélgica modifican convenio contra evasión fiscal

10 febrero 2014 4:58 Última actualización 26 agosto 2013 14:11

Notimex
 
México y Bélgica suscribieron hoy el Protocolo que modifica el convenio entre ambos países para evitar la doble imposición e impedir la evasión fiscal en materia de impuestos sobre la renta, firmado el 24 de noviembre de 1992.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informa que los signatarios de dicho Protocolo fueron, por parte de México, el subsecretario de Ingresos, Miguel Messmacher Linartas, y por parte de Bélgica, el embajador en México, Boudewijn Dereymaeker.

Señala que dicho Protocolo refleja la evolución en la política fiscal de ambos países desde que se firmó el actual Convenio en 1992, el cual forma parte de la red de convenios fiscales suscritos por México.

En este Protocolo se incluye el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) como impuesto comprendido de manera expresa, agrega la dependencia federal en un comunicado.

También resalta, la tasa de retención de 5.0% para dividendos, en el caso que el receptor de los mismos posea al menos 25% del capital de la sociedad que los paga, y 15% en los demás casos, se modifica para quedar en una tasa general de 10%.

Refiere que la tasa de retención sobre intereses también se modifica, pasando de una tasa general de 15% a una de 5.0% para los intereses pagados a bancos y de 10% para otros intereses.

El Protocolo también amplía el intercambio de información entre ambos países para que, de conformidad con la legislación interna relativa a los impuestos de cualquier clase y naturaleza exigidos por los Estados Contratantes, exista la posibilidad de intercambiar información bancaria y/o financiera.

Este intercambio sería incluso de información aquella que no sea necesaria para los efectos impositivos del Estado requerido, lo cual posibilitará un combate más eficaz en la lucha contra la evasión y el fraude fiscal.

Expone que, con el fin de estrechar aún más la cooperación entre las autoridades competentes de ambos países, además del ya establecido procedimiento amistoso para resolver los conflictos que puedan surgir de la aplicación e interpretación del Convenio, se modificó el artículo 26 para permitir un mayor nivel de asistencia mutua en la recaudación de impuestos.

Así, comenta la SHCP, el Protocolo permite que el Convenio siga cumpliendo su principal objetivo de eliminar la doble tributación mediante la armonización de los sistemas fiscales de los dos países y otorga certeza jurídica respecto del sistema fiscal aplicable a la inversión de México y de Bélgica.

Ello, agrega, permitirá fomentar los negocios entre ambos países, y propiciar mayores niveles de rentabilidad de las inversiones que se realicen en cada uno de éstos, lo cual redundará en el bienestar económico tanto de Bélgica como de México.