Economía
entrevista
Stephen M.R. Covey, Líder sobre la práctica de la confianza

México tiene que recuperar la confianza para que logre crecer

Aunque es difícil, es posible que México recupere la confianza como motor principal de su economía, afirmó Stephen M.R. Covey, quien indicó que para ello, el país requiere de líderes masivos que lo lleven bajo un esquema de transparencia que derive en resultados.
Leticia Hernández
20 noviembre 2014 0:28 Última actualización 20 noviembre 2014 5:5
Stephen Covey

Para Stephen M.R. Covey, es fundamental que el líder de un país tenga confianza en sí mismo. (Edgar López)

CIUDAD DE MÉXICO.- Hay algo en común entre individuos, organizaciones o países: la confianza. Si se desarrolla y aprovecha encierra prosperidad. Se trata de un activo tangible y medible que puede crearse mucho más rápido de lo que se piensa, tal como la onda expansiva que se hace al lanzar una roca al agua.

Bajo esta premisa, Stephen M.R. Covey, reconocido en el mundo por su trabajo en el desarrollo de líderes; considera que México puede construir las bases para elevar la confianza como principal motor de su economía y al cabo de una generación comenzar a ver resultados.

Si bien los acontecimientos históricos son importantes en la confianza colectiva de un país, éstos son sólo el punto de partida más no son determinantes, ya que la confianza se puede construir y sostener a través de conductas y no palabras de sus líderes, dijo a El Financiero el autor del best seller “La Velocidad de la Confianza” e hijo de Stephen R. Covey autor de “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”.

___¿El mundo vive una crisis de confianza?
___ Si, en muchos aspectos hay una crisis de confianza. Realmente ha mejorado un poco comparado con antes de la crisis financiera de 2008, pero no está en el nivel que desearíamos; hay algunas industrias como la de servicios financieros que nunca realmente se han destacado por la confianza y esa es una oportunidad para la industria, el ganarla.

___El Barómetro de Confianza 2014 de Edelman, indica estabilidad en negocios y ONGs, mientras decrece en gobiernos y medios de comunicación. ¿En qué radica esta diferencia?
___Hay diferencias entre países, existen algunos con buena confianza en sus gobiernos y negocios, pero en general de forma global, definitivamente existe más confianza en la industria que en los gobiernos. Son muchos factores los que influyen pero en concreto se trata de una pobre transparencia en los gobiernos, la falta de comunicación directa, de hablar derecho; cuando la corrupción se pierde, se va la confianza.

___¿Considera que en México el tema de la corrupción es un riesgo para desacreditar las reformas estructurales aprobadas?
___ Si y ese es el reto. Se pueden tener unas buenas reformas que si son implementadas en la forma correcta hacen que los inversionistas tengan confianza. La percepción de corrupción es un área potencial para trabajar porque representa un costo muy alto para la sociedad, es un impuesto, una barrera para la llegada de inversiones.
Siempre que la confianza sea baja, estamos hablando de un impuesto que se manifiesta en una baja inversión; los planes y la implementación del crecimiento también se reducen por la falta de confianza y esto afecta a toda la economía de un país.

___¿Cuál es el proceso para recuperar la confianza en la economía global, luego de que países como Grecia, Portugal o España han vivido su deterioro?
___ Es difícil, pero en la mayoría de los casos es posible recuperar la confianza. Tienen que dejar de hablar y tomar acciones. No se puede salir de algo que hiciste por medio de palabras si lo que ocurrió fue por medio de conductas. Tienen que cambiar la manera de hacer las cosas porque fue su comportamiento lo que dañó su confianza y esto lleva tiempo.

___¿Es requisito que el dirigente de un país tenga confianza en sí mismo para desplegar esta cualidad al resto de la nación?
___ Efectivamente, tiene que ser inherente. La confianza sostenida viene de adentro hacia afuera y tiene que crear un equipo que lo acompañe, que le de esa confianza para que la emane hacia su entorno. Debe haber un punto de partida para que exista y a partir de su inicio va creciendo de niveles de baja, mediana o alta confianza de acuerdo al comportamiento que se va manifestando; es un proceso que va de menos a más.

___¿Las 13 conductas comunes para establecer la confianza en las relaciones, de las que habla en su libro “La Velocidad de la Confianza”, son aplicables para la administración de un país?
___ Por supuesto, aplican para cualquier nivel de relación; para personas, equipos, organizaciones o países. Esto es un proceso para convertir la confianza colectiva y aumentarla. Se trata de hablar con franqueza, respeto, crear transparencia, corregir errores, enfrentar la realidad y ser claro en las expectativas, todo esto lo hacen personas y gobiernos, incluso la rendición de cuentas y el cumplimiento de los compromisos.

___¿Cuál es el peso de la historia de un país para determinar su confianza?
___ Tiene mucho que ver; en algunos países la confianza de la sociedad es producto de su historia, por ejemplo Dinamarca, uno de los países con mayor nivel de confianza entre su población y hacia su gobierno por su historia, geografía, demografía; son muchos factores y hay otros países en el mundo que carecen de confianza y la misma sociedad la ha perdido por las experiencias vividas a lo largo de su historia. Sin embargo, la historia es un punto de partida pero no es determinante.

___En la historia de México, predominan episodios de decepción, ¿es posible como sociedad recuperar la confianza, si es que alguna vez ha existido?
___Sí es posible pero no es fácil. Se necesita de un número crítico de líderes masivos, no sé cuántos, para que lleven al país bajo un modelo de transparencia, de confianza, que derive en resultados. Las personas necesitan modelos y mentores para inspirar al resto de la sociedad y crear mayores expectativas en cuanto al concepto, heredarla a los siguientes grupos; educar para que se vaya adquiriendo esa confianza, es un proceso pero sí es posible.

___¿Cuántas generaciones tendrán que pasar para que en México se pueda dar este proceso?
___Creo que es posible hacerlo en una sola generación. Depende de los líderes y del cambio de paradigma para empezar a crear esa confianza y la prueba está en Colombia. Hace 15 años, en 1999 no había confianza en este país, hoy no sólo es mejor, sino mucho mejor.

Han actuado y están viendo los resultados. FranklinCovey México es una organización con el propósito de asegurar que las ideas planteadas en el libro “La Velocidad de la Confianza” se vuelvan hechos. Ayuda a las organizaciones, a los líderes a implementar los consejos. El libro es de gran ayuda pero es mucho mejor contar con una organización que te guíe para alcanzar los objetivos.

Yo creo en México, FranklinCovey cree en México y estamos tratando de ayudar a generar la confianza que este país necesita, queremos ser el catalizador que realmente traiga este renacimiento de la confianza en el país.

La manera en la que se logra es empezando de forma individual, de organización en organización para crear esas ondas expansivas, tal como lo hace una roca lanzada al agua, y así es la velocidad de la confianza, con un grupo que lo haga se extiende. No es algo que se implemente de forma masiva.

Siempre que la confianza sea baja, estamos hablando de un impuesto que se manifiesta en una baja inversión