Economía

México tiene que capitalizar su cambio de imagen estructural: Coface

Clara Zepeda
20 marzo 2014 11:28 Última actualización 20 marzo 2014 11:28
Sobrevolando en Zócalo del Distrito Federal. (Eladio Ortíz/Archivo)

Seguridad pública

En medio de una fuerte agitación en los mercados emergentes, México está fuera de la lista de los más frágiles; sin embargo, tiene que hacer la diferencia entre los mercados emergentes con el cambio de imagen estructural, advierte Yves Zlotowski, economista en jefe de Grupo Coface.

Zlotowski dijo que si México anuncia reformas, pero no se implementan adecuadamente, desilusionaría a los agentes económicos.

Dentro de los mercados emergentes más frágiles están Brasil, Indonesia, Sudáfrica, India, Turquía, Chile, Hungría, Polonia, por lo que México hace una gran diferencia por sus cambios estructurales y la baja vulnerabilidad en sus balanzas presupuestales y comerciales.

"Ahora con este paquete de reformas vemos avances y movimientos, esas son buenas noticias, pero hay muchas preguntas con respecto a su implementación, porque si no se implementan adecuadamente no se va a tener un crecimiento real o un efecto real para tener la recuperación completa".

Para este año, Coface estima un crecimiento para México de 3.2 por ciento; pero, de acuerdo con su economista en jefe, es "relativamente" decente, pero sigue estando bajo.

Por lo que sería peligroso considerar a México en el mismo costal de los emergentes, afirmó Yves Zlotowski.

Durante la Quinta Conferencia Riesgo País 2014, organizada por Grupo Coface, el analista añadió que uno de los principales problemas de México es la intermediación y la reforma bancaria.

Aseguró que las políticas monetarias en Estados Unidos sí afectan a los mercados emergentes más frágiles, al estar expuestos a apreciación del tipo de cambio y salidas de capital; no obstante, el mayor daño está explicado por sus políticas económicas internas o por su mayor exposición a China, como es el caso de Chile, por ejemplo.

En otro tenor, pese a que Europa comienza a registrar buenas noticias de crecimiento económico, las altas tasas de desempleo arrecian la crisis social, aseveró Zlotowski.

"Hay buenas noticias económicas positivas en Europa que están dibujando un punto de inflexión entre la recesión y crecimiento. Sin embargo, la ciudadanía europea no alcanza a percibir los beneficios, por lo que las tensiones sociales aumentan del otro lado del Atlántico", detalló.