Economía

México tiene potencial en innovación financiera: Robert C. Merton

El Premio Nobel de Economía 1997 dijo que las crisis son el camino para mejorar en el ámbito financiero, ya que se crean herramientas para innovar en el mercado.
Leticia Hernández Morón
24 agosto 2017 15:20 Última actualización 24 agosto 2017 15:21
Robert C. Merton, Premio Nobel de Economía 1997. (IMEF)

Robert C. Merton, Premio Nobel de Economía 1997. (IMEF)

Las crisis son el camino para detonar la innovación financiera, de la necesidad de encontrar soluciones deriva la invención de nuevos instrumentos que ayuden a enfrentar problemas reales, señaló Robert C. Merton, ganador del Premio Nobel de Economía en 1997 y en ese sentido, dijo que México tiene un gran potencial.

Entrevistado al término de su ponencia en el VII Congreso de Investigación Financiera organizado por el IMEF y la Universidad Anáhuac del Norte, señaló que este tipo de foros son de gran utilidad para que México avance en innovación financiera.

"México tiene un gran potencial para aprovechar los beneficios de la investigación con el fin de encontrar nuevas ideas ya sea en el desarrollo de herramientas tecnológicas o en el diseño de nuevas estructuras regulatorias", afirmó.

Durante la conferencia magistral “Observaciones sobre Innovación Financiera, Ciencia Financiera y Mercado de Derivados en el Crecimiento de la Economía Global y Desarrollo”, el también profesor distinguido de finanzas del MIT Sloan School hizo un repaso sobre algunos casos que derivaron en innovaciones en el mercado financiero, principalmente en el mercado de derivados.

"La explosión del riesgo en la década de 1970 derivó en una explosión de innovación financiera en Estados Unidos que se adoptó en otros mercados desarrollados y otros en desarrollo como México", detalló.

Explicó que fue en esa década cuando se crearon el mercado de opciones, de futuros de monedas, el primer mercado bursátil electrónico, el Nasdaq; los fondos del mercado de dinero, fondos ligados a índices; se adoptó el mercado de derivados; el mercado nacional de hipotecas; entre otros.

"La lección fue que una crisis no significa que se vaya a retroceder y la necesidad es la clave para innovar", apuntó.

Reconoció que no es fácil y requiere trabajo de investigación, contar con bases matemáticas y conocimiento de la ciencia de las finanzas para poder encontrar soluciones prácticas, pero se puede encontrar en instrumentos como los contratos de futuros, una solución a retos de la vida real como fue el caso del surgimiento de las opciones de petróleo.

Cuestionado sobre el impacto de la tecnología financiera (fintech) advirtió que “son herramientas pero la tecnología nunca va a crear confianza, necesitas el conocimiento financiero más allá de la tecnología para poder crear confianza".

El laureado con el Nobel por su investigación para encontrar un nuevo método para determinar el valor de los derivados y reconocido por su habilidad para trasladar las finanzas a la práctica, habló sobre las nuevas monedas virtuales como el Bitcoin y vio posibilidades de que en un futuro próximo se llegue a desarrollar en el mercado de derivados alguna opción sobre esta moneda.

"Tal vez pueda llegar a verse en el futuro pero hoy sus riesgos son elevados y uso es útil en ciertos mercados cerrados, pero puede ayudar para la innovación en un futuro", dijo.