Economía

México tiene oportunidad histórica de transformar sector energético: SHCP

Un marco legal adecuado permitirá atraer inversiones productivas, mejorar la competitividad de las empresas, crear más empleos mejor remunerados y mejorar la calidad de vida de las familias mexicanas, asegura la dependencia.
Notimex
15 junio 2014 14:57 Última actualización 15 junio 2014 15:9
PEMEX

Se deberá aumentar la capacidad del Estado para asegurar la provisión de petróleo crudo, gas natural y gasolinas que demanda el país. (Cuartoscuro/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- México tiene la oportunidad histórica de transformar a su sector energético en uno moderno, productivo y competitivo, y por ello es trascendental contar con un marco legal adecuado, destacó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La dependencia federal afirmó que esto permitirá atraer inversiones productivas, mejorar la competitividad de las empresas, crear más empleos mejor remunerados y mejorar la calidad de vida de las familias mexicanas.

En el Informe Semanal de su Vocería, recordó que las modificaciones constitucionales de la reforma energética fueron aprobadas en diciembre de 2013, y esta semana iniciaron las discusiones sobre las iniciativas secundarias, presentadas el pasado 30 de abril.

Señaló que esta administración reconoce la capacidad de los legisladores de lograr acuerdos y aprobar las reformas que el país necesita para alcanzar su potencial de crecimiento económico sostenido y duradero.

En este sentido, añadió, se mantendrá al pendiente de las discusiones que se llevan a cabo sobre las leyes secundarias en materia energética que permitirán contar con el marco legal adecuado para aprovechar el potencial energético del país.

Refirió que el gobierno de la República estableció dentro de los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo (PND) abastecer de energía al país con precios competitivos, calidad y eficiencia a lo largo de toda la cadena productiva.

Para ello, agregó, se deberá aumentar la capacidad del Estado para asegurar la provisión de petróleo crudo, gas natural y gasolinas que demanda el país, y fortalecer el abastecimiento racional de energía eléctrica; promover el uso eficiente de la energía.

Asimismo, el aprovechamiento de fuentes renovables, mediante la adopción de nuevas tecnologías y la implementación de mejores prácticas, y a través de la reforma energética se crearán las condiciones para lograr este objetivo, subrayó.

Indicó que la propuesta de iniciativas secundarias consta de nueve leyes nuevas y 12 que van a sufrir modificaciones, las cuales definen los mecanismos y el alcance para la modernización y dinamización del sector energético.

Estas iniciativas tienen como objetivo fortalecer a un sector que es fundamental para el desarrollo económico y social del país y que actualmente enfrenta grandes desafíos que limitan su potencial.

Entre estos se encuentran: pese a que el Estado ha destinado presupuestos de inversión a Petróleos Mexicanos (Pemex) cada vez mayores, la producción de hidrocarburos no ha podido revertir su tendencia decreciente.

Apuntó que el efecto de la caída en la producción no se ha sentido en las finanzas públicas porque los precios del crudo se han mantenido en niveles elevados, pero la tendencia negativa en la producción de hidrocarburos líquidos es preocupante, pues el sector petrolero representa la tercera parte de los ingresos del sector público.

Existen estudios que señalan la existencia de 26 mil millones de barriles de petróleo crudo equivalente sin explorar en aguas profundas, pero para desarrollar estos recursos prospectivos, se requieren grandes inversiones que ninguna empresa en el ámbito internacional realiza por sí sola, y en México se le imponía a Pemex el desarrollo de todas las actividades.

La SHCP mencionó que en materia de gas natural, tenemos un gran potencial que no es aprovechado; México está considerado como el sexto lugar mundial en recursos de gas de lutitas (shale gas) pero actualmente importa la tercera parte de la demanda de gas natural.

Indicó que pese a contar con importantes recursos de hidrocarburos, actualmente México importa cerca de la mitad de las gasolinas y 65 por ciento de los petroquímicos que se consumen en el país, mientras que en el sector eléctrico, la falta de gas hace producir con otros combustibles que son más caros y dañan al medio ambiente.

Ante esta situación, resaltó, la aprobación de la reforma constitucional en materia energética sentó las bases para contar con un sector energético moderno y fortalecido que impulse el crecimiento económico del país.

En este sentido, consideró la dependencia federal, la discusión y aprobación de la legislación secundaria, resulta fundamental para dar operatividad a los cambios aprobados en nuestra Carta Magna.

Mencionó que las iniciativas planteadas por el Ejecutivo Federal tienen como base los siguientes principios fundamentales: incrementar la renta petrolera de la Nación y asegurar que la totalidad de ésta permanezca en manos del Estado.

Además, la participación privada, cuando así convenga, se realizará a través de contratos de producción/ utilidad compartida y contratos de licencia, lo anterior bajo criterios de absoluta transparencia.

Asimismo, fortalecer a Pemex y Comisión Federal de Electricidad como empresas productivas del Estado, con carácter empresarial y con un régimen especial, y fortalecer una mayor inversión en desarrollo tecnológico, y proteger y cuidar el medio ambiente.

Otros principios son garantizar que los recursos energéticos con los que cuenta el país beneficien a las generaciones presentes y futuras de mexicanos, y para ello se establece el Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, y permitir la libre concurrencia y la competencia entre empresas del Estado y particulares en todas las actividades.