Economía

México tendría que destinar 5% del PIB a daños ambientales

El agotamiento y la degradación ambiental le representó a la economía de México un costo de alrededor de 907 mil millones de pesos en 2015, cifra que el país tendría que pagar para prevenir o remediar el deterioro del medio ambiente. 
Thamara Martínez
30 noviembre 2016 12:27 Última actualización 30 noviembre 2016 12:45
contaminación

(Cuartoscuro)

En el transcurso de 2015 el agotamiento y la degradación ambiental le representó a la economía mexicana un costo de alrededor de 907 mil millones de pesos, monto que equivale a cinco por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) que se logró en este periodo.

Dicho concepto representa los gastos en que tendría que incurrir el país a fin de prevenir o remediar la disminución y pérdida de sus recursos naturales; y en general, del deterioro de medio ambiente.

La mayor parte de este gasto corresponde a los gastos generados por la degradación ambiental, concentrando 86 por ciento del monto agregado -784 mil 757 millones de pesos-, este concepto representa 4.3 por ciento del producto.

El agotamiento de los recursos naturales significó el restante 14 por ciento -122 mil 716 millones de pesos- que equivale a 0.7 por ciento de la producción en el año, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) presentados este miércoles. 

Puntualmente, la contaminación atmosférica resaltó con el mayor costo ambiental, seguida por la degradación del suelo, el agotamiento de hidrocarburos, la contaminación por residuos sólidos, la contaminación del agua, el agotamiento del agua subterránea y finalmente, los gastos generados por el consumo de recursos forestales.

Entre 2003 y 2015 el costo ambiental por degradación y agotamiento de recursos naturales ha descrito una tasa de crecimiento anual de 2.8 por ciento en promedio. En este lapso la contaminación de lagos, lagunas, ríos y otros cuerpos de agua por la descarga de aguas residuales, ha reportado la mayor tasa de crecimiento promedio, con un avance de 13.7 por ciento anual.

En este orden le continúan la contaminación del suelo, con una media de crecimiento anual de 7.8 por ciento; la degradación del suelo y la contaminación del aire, con tasas promedio de 5.1 y 2.4 por ciento, respectivamente.

Las actividades de transporte, correos y almacenamiento generaron el mayor daño ambiental, en segundo lugar la agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza, en el tercer sitio el sector minero.

: