Economía

México, segundo país con mayor inflación en OCDE

10 febrero 2014 5:5 Última actualización 02 julio 2013 12:45

[Bloomberg] 


Notimex
 
Por tercer mes, México se ubicó en mayo pasado como el segundo país con mayor inflación en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), sólo debajo de Turquía, debido a los altos precios de los alimentos.


El organismo internacional expuso que en mayo pasado la inflación anual en México fue de 4.6%, similar a la del mes previo, pero tres veces superior al promedio de la OCDE en el quinto mes del año, de 1.5%.


La inflación de México en mayo pasado se debió sobre todo al alza de 8.6% en los precios de los alimentos, el mayor porcentaje entre los 34 países de la OCDE, mientras que los energéticos se incrementaron 7.4%.


En su reporte mensual, el organismo precisa que la inflación para el conjunto de países de la OCDE fue de 1.5% anual en mayo, superior a la de 1.3% en abril pasado.


Esta alza obedeció al aumento de 0.5% en los precios de los energéticos, los cuales cayeron 1.3% el mes previo, mientras los alimentos subieron 1.9%, prácticamente estables respecto al 2.0% en abril.


En tanto, la inflación subyacente en la OCDE, que excluye los precios de los alimentos y los energéticos, subieron a 1.5% anual en mayo, desde 1.4% en abril.


En el quinto mes del año, los países miembros del organismo con mayores tasas de inflación anual fueron Turquía con 6.5%, México con 4.6, Estonia e Islandia con 3.3%, cada uno, Holanda con 2.8, Reino Unido con 2.7 y Australia con 2.5%.


En contraste, las economías que registraron disminuciones en los precios al consumidor durante mayo fueron Suiza con 0.5%, Grecia con 0.4, Japón con 0.3 y Suecia con 0.2% menos.


A su vez, los países con bajas tasas de inflación anual fueron Irlanda con 0.4%, Polonia con 0.6, y Canadá y Portugal con 0.7%, en cada caso.


En su comparación mensual, los precios al consumidor en el área de la OCDE se incrementaron 0.1% en mayo de 2013.


Dentro del Grupo de los Siete (G7), los precios al consumidor aumentaron 0.4% en Alemania, 0.2% en Canadá, Reino Unido y Estados Unidos, en cada caso, 0.1% en Francia y en Japón, y en Italia se mantuvieron estables.