Economía

México requiere de nueva reforma electoral: CCE

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani, dijo que aunque el avance de candidaturas independientes es alentador, la democracia mexicana demanda de un sistema de partidos sólido.
Redacción
25 mayo 2015 12:27 Última actualización 25 mayo 2015 12:27
El sector formal privado paga entre 3 y 5 salarios mínimos

 Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial ( El Financiero Bloomberg/Archivo).

CIUDAD DE MÉXICO.- Las elecciones del 7 de junio se encuentran en la recta final y los comicios han puesto en evidencia no sólo los complejos vicios, los problemas y retos que presenta la democracia en México, sino la falta de otra reforma electoral, acusó este lunes Gerardo Gutiérrez Candiani.

En su mensaje semanal, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), anotó que con la última reforma electoral en vez de disminuir los conflictos éstos aumentaron; además no se cuentan mejores candidatos, ni campañas de calidad y el Instituto Nacional Electoral (INE) sigue dando muestras de presión muy fuerte, por parte de los partidos políticos, en lugar de hacer honor a su carácter autónomo y ciudadano.

También se observa que aumentan los costos la democracia mexicana que es una de las más onerosas del mundo, y se comprometen las funciones esenciales de la institución electoral, al recargarla de obligaciones que no deberían corresponderle, como es la función de censor.

Dijo que se pueden hacer decenas de reformas adicionales e incrementar exponencialmente el articulado de los códigos electorales, sin que nuestra democracia evolucione, si no se parte de lo básico.

Gutiérrez Candiani fue directo: “ni las mejores leyes funcionan, si no se cumplen o no se hacen cumplir; si hay partidos políticos que hacen trampa o infringen la ley de manera recurrente, como modus operandi”.

Precisó que la democracia para desarrollarse, necesita demócratas, con congruencia entre lo que dicen y lo que practican; entre lo que predican y su comportamiento fuera del escrutinio público.

Anotó que las instituciones de gobierno y políticas, incluyendo por supuesto a los partidos, necesitan que quienes las representan y conducen actúen de manera institucional, en favor de su fortalecimiento y prestigio.

Precisó que el avance de candidaturas independientes es una nota alentadora, sin embargo la democracia mexicana demanda de un sistema de partidos sólido.

Insistió en que claramente, en lo sucesivo se requerirá otra reforma electoral, para remediar los problemas evidenciados, pero de poco servirá si no hay un cambio entre la ley y los valores manifestados frente a la forma de actuar en la realidad.

Las campañas han puesto en evidencia, asimismo, que la corrupción está en el centro de las preocupaciones de la nación, y que este fenómeno no distingue partidos, ideologías ni regiones, remató.