Economía

México requiere 7,000 mpc de gas para atender demanda

12 febrero 2014 4:13 Última actualización 25 junio 2013 17:19

[Cuartoscuro] 


Notimex
 
México tendría que producir hasta 7,000 millones de pies cúbicos de gas natural adicionales a lo que actualmente produce, para hacer frente al incremento de la demanda del carburante en el país.

Así lo señaló el director general de Planeación en Información Estratégicas de la Secretaría de Energía (Sener), Javier Estrada, al participar en la Cuarta Mesa Redonda "El Shale Gas, ¿Panacea Energética de México?


Durante el encuentro celebrado en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, explicó que esto es necesario toda vez que México importa cada vez más gas, según lo revela la actual balanza energética.


Expuso que en el último año la producción de gas nacional fue para abajo, entonces estamos hablando de importaciones que podrían llegar a los cuatro mil millones de pies cúbicos; sin embargo, el mercado podría dar más.


Como medida prioritaria expuso que el país se ha visto en la necesidad de incrementar "de manera tardía" su red de ductos, a fin de evitar los cuellos de botella que durante el año pasado generaron varias "alertas críticas".


Sin embargo, un problema importante es que las reservas actuales no dan para más, de manera que el país tendría que buscar más, por lo menos de las reservas probadas, ya que a pesar de que se cuenta con una importante cantidad de reservas probables, éstas se encuentran asociadas por lo que tardarán muchos años en desarrollarse.


Explicó que en efecto el país presenta un gran potencial en materia de gas no convencional o de lutitas, también conocido como Shale, tal y como lo revela el más reciente reporte de la Administración de Información Energética (EIA por sus siglas en inglés).


En ese sentido expuso que el país presenta un gran cantidad de reservas de shale oil y shale gas, en la costa del Golfo de México y del Atlántico, por lo que Petróleos Mexicanos (Pemex) también se ha abocado al estudio de las cinco zonas detectadas y que parecen ser menores a lo señalado por los estudios internacionales.

Independientemente de ello, dijo, la interrogante seguirá siendo "cuánto es lo que verdaderamente tenemos, quién lo va a producir y cómo se va a producir".


En ese sentido, el analista del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM, Fabio Barbosa Cano, advirtió que en realidad México ha dedicado muy poco tiempo a la exploración y explotación de sus recursos no convencionales.


Explicó que resulta curioso que desde el año de 1824, siendo presidente Guadalupe Victoria, estén mapeadas las áreas con lutitas, sin embargo México no explotó estos yacimientos por considerarlos "pobres".

No fue sino hasta el año 2010 en que México volvió a considerar estas áreas luego de que el petróleo alcanzó su pico histórico de producción, de manera que sus grandes yacimientos comenzaron a declinar de manera acelerada.


Recordó que fue gracias a la inversión de un presupuesto de 244 millones de dólares que se detectó la existencia de hidrocarburos no convencionales, por lo que el reto es adquirir y desarrollar la tecnología necesaria para extraerlos del suelo.

Reconoció que entre las limitantes que tiene México para explotar estos recursos, además de la falta de la tecnología necesaria para su extracción está la diferencia de tiempo para perforar un pozo comparado con Estados Unidos.


En ese sentido expuso que hasta 2011 la perforación de un pozo en la Unión Americana era de 11 días, mientras que en nuestro país para el pozo Montañez el proceso se prolongó casi 10 meses, para Percutor cinco meses y Emergente, cuatro meses.


Esto demuestra que México requiere una importante inversión para explotar estos recursos, además de plantear un marco regulatorio nuevo que permita la inversión privada y que podría ser alcanzada con las próximas reformas en el segundo semestre de 2013.