Economía

México reprueba en competitividad forestal

Según el Índice de Competitividad Forestal Estatal, en las últimas tres décadas se ha perdido la tercera parte de los bosques y selvas primarios de México.
Isabel Becerril/Mirian del Regil
31 julio 2014 12:13 Última actualización 31 julio 2014 12:13
Tala de árboles

El funcionario señaló que para explotar adecuadamente a este ecosistema, se requiere protegerlo y revertir los daños. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- México está reprobado en competitividad forestal, pues si bien Coahuila, Chihuahua y Nuevo León, presentan el mejor aprovechamiento de sus recursos en la materia, la calificación que alcanzan es de 5.7, advirtió Rodrigo Gallegos.

El director de Cambio Climático y Tecnología del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), precisó que los estados con la asignatura mas baja con 2 puntos fueron: Chiapas, Guerrero, Oaxaca y Puebla, que son las entidades con una superficie forestal importantes y sobre todo de maderas tropicales.

Durante la presentación del primer Índice de Competitividad Forestal Estatal (ICoFE 2014), destacó que en las últimas tres décadas se ha perdido la tercera parte de los bosques y selvas primarios de México, a pesar de que éstos son la principal fábrica de agua dulce y que hacen de México uno de los diecisiete países megadiversos del mundo.


El ICoFE arrojó que cerca del 36 por ciento de la superficie forestal nacional se encuentra dentro de Estados con una competitividad baja o media baja, mientras que 28.5 por ciento está con una competitividad media y sólo 35 ppr ciento de la superficie forestal tiene una competitividad alta o media alta.

Rodrigo Gallegos anotó que los bosques del país producen poco valor económico y un ejemplo de ello es que, mientras que nuestra superficie forestal es tres veces la de Finlandia, su producción es 10 veces mayor a la nuestra.

Por otra parte, al abordar el tema sobre la reforma energética y sus leyes secundarias, aceptó que inevitablemente se van a ver dañados algunos recursos naturales, sin embargo sería "tonto" oponerse a ésta, porque es una palanca de desarrollo para el país, pero lo que hay que hacer ahora es cuidar las zonas que ya están reservadas, "si hay algún hidrocarburo debajo de la tierra de estas áreas, pues ni modo no permitir que se toquen".